InicioCiencia & Tecnología¿Por qué el clima y el Servicio Meteorológico Nacional son una cuestión...

¿Por qué el clima y el Servicio Meteorológico Nacional son una cuestión de Estado?

Tras el fuerte temporal que azotó a la provincia de Buenos Aires, DEF estuvo en el Servicio Meteorológico Nacional para mostrar por qué es un organismo clave para el país. 

En pleno barrio porteño de Palermo se encuentra el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), organismo responsable de monitorear, predecir y comunicar lo referido a la atmósfera, el tiempo y el clima: una tarea que cobró impacto y trascendencia en el último tiempo, en especial tras el fuerte temporal que azotó a la provincia de Buenos Aires

El Estado necesita tener un Servicio Meteorológico Nacional, sobre todo para proteger la vida y los bienes de los ciudadanos, y para apoyar a todos los sectores productivos con las predicciones sobre el clima”, explicó Yanina García Skabar, directora del organismo, durante el encuentro con DEF

En la entrevista, la doctora en Ciencias de la Atmósfera también habló, entre otros temas, sobre el impacto del fenómeno “El Niño” en nuestro país y por qué razón es fundamental dejar de recurrir a aplicaciones desconocidas que brindan información sobre el clima. 

Los pronósticos del clima, ¿es el Servicio Meteorológico Nacional una cuestión de Estado?

Yanina García Skabar tiene más de 30 años de experiencia en el SMN, un organismo descentralizado del Ministerio de Defensa. La pregunta que surge enseguida es por qué esta cartera tiene, bajo su órbita, al SMN: “En líneas generales, los servicios meteorológicos son del Estado. En algunos países tienen una participación privada, pero siempre existe un rol estatal, sobre todo para mantener un monitoreo continuo de las observaciones, ya que son compromisos que los países tienen a nivel internacional”. 

En palabras de Yanina, la meteorología tiene una característica muy particular: la atmósfera no reconoce fronteras, entonces es fundamental el intercambio de información entre países. “Para saber cómo va a estar el tiempo acá, necesitás información sobre lo que está pasando en Chile, en Europa, en EE.UU., etc. Esos datos se comparten a través de los sistemas de comunicación”, explica. 

“El Estado necesita tener un Servicio Meteorológico Nacional, sobre todo para proteger la vida y los bienes de los ciudadanos, y para apoyar a todos los sectores productivos con las predicciones sobre el clima”, explicó Yanina García Skabar, doctora en Ciencias de la Atmósfera y directora del SMN

Y agrega: “La Organización Meteorológica Mundial es el organismo de Naciones Unidas que rige el modo en el que se hacen las mediciones y cómo se deben compartir las observaciones”. Este último punto es de suma importancia, ya que las mediciones tienen que poder ser comparables. 

Con respecto a la dependencia del Ministerio de Defensa, Yanina es precisa: “La información meteorológica puede contribuir a la defensa nacional. Tiene que ver con la salvaguarda de la vida y protección de la sociedad”.  

Mediciones meteorológicas: la importancia del clima en el sistema productivo argentino 

En Argentina, explican desde el SMN, los distintos sectores productivos dependen de la información meteorológica. Por ejemplo, en el agropecuario –más aún considerando la sequía que afectó a las regiones argentinas– los pronósticos de las tendencias climáticas son fundamentales. 

“En esos sectores hay diferentes escalas, porque un pronóstico de heladas o de granizo es súper importante ya que permite tomar medidas. El clima impacta en las actividades relacionadas con el campo”, añade Yanina. Otro de los sectores que dependen de esta información es el energético o el vinculado a los recursos hídricos

“Incluso afecta a la salud, porque las olas de calor impactan en los seres humanos. El clima también puede provocar que haya más o menos mosquitos con dengue circulando”, dice, al tiempo que agrega que esta información es vital para el transporte, sobre todo el aéreo

Y detalla: “Para el vuelo, aterrizaje o despegue de un avión se necesita un pronóstico meteorológico. Otro ejemplo, es el impacto en el transporte fluvial, porque la sequía del último tiempo trajo problemas para desplazarse en los ríos. La meteorología afecta al transporte en todos sus tipos”. 

Cabe señalar que el SMN también tiene responsabilidad en el pronóstico marítimo, desde los 30° sur (aproximadamente desde la latitud de Buenos Aires) hasta la Antártida. Una tarea de suma importancia, ya que emiten avisos de temporal para que los buques puedan evitar el lugar donde existe el riesgo. 

El Servicio Meteorológico Nacional es el responsable de monitorear, predecir y comunicar lo que pasa en la atmósfera, el tiempo y el clima

Y, como si todo esto fuera poco, el organismo también tiene un centro de aviso de cenizas volcánicas: “Existen 9 centros en todo el mundo, nosotros somos uno. Monitoreamos de forma constante si entra un volcán en erupción. También se hace un pronóstico de dispersión de la ceniza”. 

Un dato: las estaciones convencionales del SMN miden las variables típicas de la atmósfera, como la temperatura, la humedad, el viento, la presión e, incluso, en algunas se mide la radiación solar. “Nosotros ahora estamos transitando hacia un procesos de automatización que permiten tener una mayor frecuencia de observaciones”, comenta la directora del Servicio.

El desafío de predecir el clima en un país considerado la octava geografía del mundo

Argentina, un país cuya superficie lo lleva a ser considerado la octava geografía del mundo, tiene varias regiones. Para poder contar con la información vinculada a la meteorología de las diferentes áreas, otros Estados comparten información

A ello se suman los datos recogidos en las observaciones convencionales realizadas in situ y aquellos otros que brindan los sensores remotos, como radares y satélites. “Con eso uno logra una cobertura un poco más completa y homogénea”, comenta la directora del SMN. 

El Servicio cuenta con 125 estaciones meteorológicas distribuidas a lo largo y ancho del país. Seis de ellas se encuentran en la Antártida: “En esas estaciones hay personal del Servicio Meteorológico Nacional midiendo las 24 horas del día, los 365 días del año. Además, a la Antártida van a hacer las campañas. Siempre hay que estar midiendo, sobre todo para poder emitir los alertas meteorológicos a tiempo y dar aviso a la población cuando existe un fenómeno que puede causar un daño”. 

De hecho, en la base antártica Marambio también existe una oficina de pronóstico aeronáutico que brinda apoyo a los vuelos, aterrizajes y despegues. Allí también hay un pabellón científico en el que se miden diferentes gases de efecto invernadero o variables de radiación. Además, el SMN tiene en Orcadas un observatorio geomagnético: esta estación está operativa desde el año 1904. 

El SMN también tiene responsabilidad en el pronóstico marítimo, desde los 30° sur (aproximadamente desde la latitud de Buenos Aires) hasta la Antártida

Para llevar adelante cada una de las tareas, el SMN cuenta con personal científico y técnico. Un dato no menor: existen pocas universidades que dictan las carreras necesarias por el Servicio Meteorológico Nacional.

“Siempre es un problema conseguir los recursos porque son muy pocos los que se forman”,  advierte Yanina. Quienes quieran formarse en esta temática deben optar por la Universidad Nacional de La Plata, la Universidad Nacional de los Comechingones (en San Luis) o por la Universidad de Buenos Aires

Cambio climático y fenómeno “El Niño”: ¿mito o realidad?

El cambio climático es un hecho. Hay científicos de todo el mundo que lo reconocen. Nosotros tenemos mediciones de estaciones meteorológicas, de hace más de 100 años, que muestran una tendencia: la temperatura estuvo aumentando”, destaca. 

Además, explica: “Ese cambio produce una mayor cantidad de eventos extremos, como tormentas más fuertes. Ese es el efecto que nosotros vemos respecto al cambio climático y el aumento de la temperatura que se evidencia todos los años. Aparecen eventos récords en varios lugares”.

A esa evidencia se suma que todos los países miembros de la Organización Meteorológica Mundial poseen estaciones de referencia y pueden dar cuenta de cómo fue variando el clima en esos lugares: “Tienen una serie histórica, que está estandarizada. Por eso se puede decir, en algunos puntos, que la temperatura superó el valor más alto registrado, por ejemplo, en los últimos 100 años. Nosotros tenemos el valor de referencia para poder dar cuenta de ello”.  

Con respecto al fenómeno “El Niño”, García Skabar detalla que se trata de una variabilidad climática natural que se produce de manera cíclica: “Ocurre cuando la temperatura del Océano Pacífico tropical alcanza valores superiores a lo normal y esa dinámica se acopla con la atmósfera y produce fenómenos que llamamos teleconexiones”. 

Entonces, lo que tiene lugar en el Pacífico, en nuestra región provoca una dinámica que se traduce, por ejemplo, en la zona noreste del país, en lluvias: “Este trimestre de verano estamos esperando precipitaciones por encima de lo normal en esa región. Los impactos son distintos dependiendo la zona. El fenómeno también afecta a las temperaturas”. 

¿Qué relación existe entre el pronóstico del clima y las supercomputadoras?

Meses atrás se dio a conocer que en el Servicio Meteorológico Nacional funcionará la nueva supercomputadora Clementina XXI, uno de los 100 ordenadores más poderosos del mundo. ¿Por qué allí?, “La meteorología trabaja con pronósticos numéricos que son ajustados por los pronosticadores. A partir del estado actual de la atmósfera se puede saber cómo estará mañana o dentro de dos horas”, responde. 

Y agrega: “Para generar esos pronósticos numéricos se requiere muchísima capacidad de cómputo y, además, que el dato de lo que medimos llegue rápido y pueda ser incorporado. Por eso en la meteorología fue donde siempre se aplicaron las computadoras más poderosas”. En síntesis: se deben resolver una gran cantidad de ecuaciones en muy poco tiempo para obtener un resultado rápido y, así, contar con un pronóstico que sea útil. 

Clementina XXI es uno de los 100 ordenadores más poderosos del mundo

Por esta razón, en el año 2018 el SMN concursó para poder adquirir un sistema de supercomputo: desde entonces cuenta con el Huayra Muyu, un equipo dedicado completamente a las operaciones necesarias. 

“Ahí corremos un modelo numérico que sirve para la Argentina y genera un pronóstico probabilístico que nos permite saber, no solamente cómo va a estar el tiempo, sino cuál es la variabilidad y certeza”, agrega Yanina, al tiempo que explica que fue, a partir de esa experiencia, que pudieron demostrar que el SMN podía tener y mantener un sistema de estas características: “Por eso se optó por instalar acá el Clementina XXI con la idea de que sea utilizado por todo el sistema científico argentino”. 

¿Cómo va a estar el clima?: entre el celular y la información oficial

Ante la polémica generada tras el último temporal que afectó a la provincia y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la directora del SMN contó que un alerta tiene diferentes niveles calificados por colores: amarillo, naranja o rojo

“El caso de la última tormenta fue especial porque dos días antes se había alertado a la región. El tema es que luego, a medida que se fue acercando el fenómeno, generamos avisos a corto plazo: en Bahía Blanca y en CABA los avisos se dieron una hora y media antes de que ocurra el fenómeno. Es el tiempo en el que se pueden dar porque sabemos, entonces, en qué lugar va a ser más fuerte. Los avisos a corto plazo se basan en la información del radar meteorológico”. 

Yanina es contundente: “Hay que tener en cuenta a la información oficial, que es la que tiene validez y respaldo científico. El Servicio Meteorológico Nacional tiene una app y nosotros recomendamos que las personas accedan a ella”. 

Artículos más leídos

La NASA quiere “buscar marcianos” en Marte y planea una misión a través de...

Se preparan con tres ensayos para desembocar en el planeta rojo en 2033. La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) busca realizar una...

Force Design 2030: el Cuerpo de Marines se transforma para luchar contra China

La hipótesis de conflicto con el Gigante Asiático cambiará el enfoque de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos para siempre. En plena disputa comercial...
Búnkeres, la tendencia que crece por miedo al "fin del mundo"

Los “preppers”: crece la tendencia de búnkeres ante un posible “fin del mundo”

Frente a los conflictos mundiales de la actualidad y el miedo a que la tecnología inteligente caiga en manos equivocadas, la “moda” de prepararse...
Brian Fonseca: “La Inteligencia Artificial da oportunidades a los regímenes autocráticos para avanzar en su agenda autoritaria” (Foto: Fernando Calzada)

Brian Fonseca: “La Inteligencia Artificial les da oportunidades a los regímenes autocráticos”

En diálogo con DEF, el analista estadounidense Brian Fonseca expresó su preocupación por la presencia de China en América Latina y su avance en...

El plan de posguerra de Israel en Franja de Gaza, ¿qué dicen los palestinos?

El presidente israelí Benjamin Netanyahu dio a conocer su visión para la región en medio de un proceso de transformación de la Autoridad Nacional...

Contenido mas reciente

Carrera espacial: Irán lanzó un nuevo satélite que promete tensionar el tablero internacional

El Pars-1 fue ubicado a través de un porta satélite ruso a 500 kilómetros...

Brian Fonseca: “La Inteligencia Artificial les da oportunidades a los regímenes autocráticos”

En diálogo con DEF, el analista estadounidense Brian Fonseca expresó su preocupación por la...

Elecciones Rusia 2024: empezaron a votar en los territorios ocupados de Ucrania 

Empezaron a votar en los territorios ocupados de Ucrania en el marco de las elecciones en Rusia 2024 

Regresa la Fórmula 1: ¿cómo influye la guerra en Ucrania y las políticas nacionales en la principal competencia de automovilismo?

La temporada 54 de la máxima categoría del automovilismo se iniciará este fin de...

Contenido Relacionado