InicioDefensaTravesía sanmartiniana: la historia de los argentinos que cambiaron el caballo por...

Travesía sanmartiniana: la historia de los argentinos que cambiaron el caballo por la bicicleta para ir a San Lorenzo

En 1813 San Martín cabalgó 420 kilómetros para protagonizar el Combate de San Lorenzo. 211 años después, un grupo de argentinos recreó la travesía, pero esta vez, en bicicleta. 

211 años atrás una escuadrilla de buques españoles fue detectada por las autoridades. Navegaban, río arriba, el Paraná. La defensa del litoral era una necesidad. En consecuencia, el 28 de enero de 1813, el entonces coronel José de San Martín partió desde la actual Plaza San Martín, en el barrio porteño de Retiro, junto a sus Granaderos. Aquella marcha de caballería tenía un objetivo: impedir el desembarco y los ataques y saqueos a la población costera. 

Apenas unos días después, el 3 de febrero de ese año, el Padre de la Patria se enfrentó a las tropas enemigas durante el emblemático Combate de San Lorenzo, bautismo de fuego del Regimiento de Granaderos y único enfrentamiento de San Martín y sus soldados en territorio argentino

Para emular el recorrido que el “Libertador” protagonizó hace más de 200 años, los coroneles retirados del Ejército Argentino Gustavo Dinolfo y Ernesto Vivares y el tandilense Luis Isern prepararon sus bicicletas. Lo hicieron con una misión: revivir la épica y la memoria sanmartiniana y, a su vez, revalorizar las postas que nuestro máximo prócer utilizó en aquella marcha. 

Los ciclistas emprendieron la travesía el 28 de enero y arribaron el 2 de febrero por la noche. Fueron 6 días con 6 horas de pedaleo cada uno

Camino a San Lorenzo: como lo hizo el General San Martín, pero en bicicleta

“Somos tres ciclistas de caminos rurales que preparamos este proyecto para evocar a nuestro prócer máximo, el General José de San Martín”, dice el coronel retirado Gustavo Dinolfo, protagonista de la marcha, durante una charla con DEF

Este oficial, de 60 años, cuenta que la principal aliada de él y sus otros dos compañeros, para ir de un punto al otro, es la bicicleta. Con ella recorren largas distancias y caminos de tierra. 

Por eso, meses atrás tomaron la decisión de emular la más rápida marcha de forzada de caballería de la historia militar en el mundo: aquella que, realizada por el General San Martín, unió los cuarteles del Regimiento de Granaderos a Caballo con el convento de San Carlos, en la localidad santafesina de San Lorenzo

“El entonces coronel San Martín debió recorrer 420 kilómetros en 6 días. Así que, según nuestras cuentas, hacían entre 70 y 80 km a caballo a través del denominado ‘Camino de la Costa’. Todos saben del Combate de San Lorenzo, pero desconocen lo que San Martín tuvo que lograr para llegar a esa zona y enfrentar a los españoles, que lo duplicaban en número y en material de guerra”, explica Dinolfo. 

Además cuenta que, más allá de la distancia temporal, buscaron respetar al máximo el recorrido sanmartiniano. 

Siguiendo las huellas de San Martín

Para emprender la travesía, Dinolfo e Isern se trasladaron desde Tandil, donde residen, hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ernesto Vivares se sumó más tarde, a la altura de San Antonio de Areco

Armaron sus bicicletas con alforjas y portaequipaje: allí colocaron una carpa, bolsa de dormir y aislante. Ellos ya estaban listos, pues, según indica Dinolfo, no necesitaron una preparación física específica ya que el entrenamiento para bicicleta es constante y llevan décadas recorriendo distintos puntos del país en ellas. 

Los ciclistas junto al ministro de Defensa, Luis Petri

Salimos el 28 de enero y llegamos el 2 de febrero por la noche. Fueron 6 días con 6 horas de pedaleo cada uno. En promedio, recorrimos cerca de 70 kilómetros diarios”, comenta. 

Partieron desde Retiro porque desde allí también lo hicieron los Granaderos hace 211 años. Y llegaron el 2 de febrero, al igual que San Martín en 1813. En aquella oportunidad, nuestro prócer aprovechó la noche para preparar el combate que tendría lugar en la madrugada del día 3. 

“Los españoles descendieron en San Lorenzo porque sabían que allí los franciscanos contaban con huertas y ganado. San Martín ganó el combate y los españoles supieron que había un nuevo ejército con una técnica de arma distinta, con sable y lanza, y que con solo eso les habían dado batalla”, relata sobre aquel hecho histórico.

De antemano, los ciclistas debieron pensar en la logística necesaria. Siendo integrantes de la Asociación Sanmartiniana de Tandil, se contactaron con la red de estas organizaciones en el país. Enseguida coordinaron con ellos su paso por las distintas localidades y postas, como aquellas existentes en Santos Lugares, Hurlingham, José C. Paz, Arroyo Seco y Capitán Bermúdez. 

“Hicimos ese itinerario, enhebrando cada una de las postas que tienen referencias físicas. En algunos puntos dormimos en los cuarteles de los bomberos voluntarios, quienes nos prestaron sus instalaciones”, comenta. 

Al llegar, quienes estaban enterados del recorrido, se acercaron a saludarlos. Por su parte, los ciclistas aprovecharon las postas para informar sobre su relevancia sanmartiniana.

“Les contamos que por allí había pasado el General San Martín junto a sus Granaderos. Quizá hasta lo hicieron con miedo, porque, por entonces, no habían entrado en combate. Seguramente también estaban ansiosos”, sostiene y remarca: “Antes, habían recibido instrucción: San Martín les había transmitido una técnica especial con el uso del caballo, no como medio de transporte, sino como arma de pelea”. 

Para emprender la travesía, Dinolfo e Isern se trasladaron desde Tandil, donde residen, hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ernesto Vivares se sumó más tarde, a la altura de San Antonio de Areco.

“Son varias las virtudes que nos dejó San Martín y que nosotros podemos visibilizar con nuestras bicicletas”

“Es un hecho inédito lo que logramos. No hay antecedentes de que alguien haya hecho el mismo recorrido, por las mismas postas, en bicicleta. Al llegar sentimos felicidad por completar un proyecto bastante ambicioso”, confiesa Dinolfo.

Al mismo tiempo, cuenta que tras completar el recorrido fueron invadidos por las emociones: “Fuimos conscientes de que pasamos por lugares también recorridos por el General San Martín. De hecho, nuestra travesía fue también para continuar el legado que él nos dejó y fomentar los valores que le debemos, como la constancia, la austeridad y el compromiso. Son varias las virtudes que nos dejó San Martín y que nosotros podemos visibilizar con nuestras bicicletas”. 

En palabras de Dinolfo, durante el viaje fueron vitales sus piernas, el espíritu sanmartiniano y la protección divina: “Llegamos porque se juntaron esas tres cosas. Y, durante la travesía, nos cruzamos y conocimos a varias personas. Incluso existieron intendentes que frenaron la localidad para recibirnos”. 

Ni la ola de calor frenó a este trío de ciclistas. De hecho, Dinolfo cuenta con orgullo que hace más 200 años San Martín y sus Granaderos también debieron afrontar una situación similar. “Marcharon de noche para evitar las altas temperaturas”, añade. “Nosotros, en cierta medida, también promocionamos algo que es de ellos. Porque hace 211 años existieron personas que le dieron asilo y le cambiaron los caballos a San Martín cuando iba rumbo a San Lorenzo. Estamos con el corazón inflado porque cumplimos”, finaliza.

Artículos más leídos

Argentina y su desarrollo nuclear: ya está listo un componente clave del futuro reactor...

El tanque reflector del RA-10, fabricado por INVAP, llegará el próximo martes al Centro Atómico Ezeiza, donde será montado en la pileta del reactor....

¿Hay que operarse del apéndice para ir a la Antártida?

Sin virus ni bacterias, el cuidado de la salud de quienes viven en el continente blanco es fundamental. En la base Petrel se está...

Aviones F-16 para las Fuerzas Armadas argentinas: el análisis de Andrei Serbin Pont

Con voces a favor y otras en contra, Argentina apunta a sumar aviones F-16 a la Fuerza Aérea Argentina. ¿Cómo impactaría la adquisición en...

¿Quién gobierna la Antártida? El origen del Tratado Antártico

Son 29 los países con bases científicas permanentes en el Continente Blanco, pero ¿quién maneja el territorio? Son muchos los países que históricamente reclaman la...

Una por una: descubrí las bases antárticas argentinas

Se cumplen 120 años de presencia continua de Argentina en la Antártida, y en DEF te contamos en detalle cuáles son las bases permanentes...

Contenido mas reciente

F-16, F-35 y Saab 39 Gripen: últimas incorporaciones que sacuden el mundo de las Fuerzas Aéreas

En medio de las negociaciones para expandir la OTAN, Grecia, Hungría y Turquía adquirieron...

Argentina y su desarrollo nuclear: ya está listo un componente clave del futuro reactor RA-10

El tanque reflector del RA-10, fabricado por INVAP, llegará el próximo martes al Centro...

¿Qué son los Deepfakes y cuál es el rol de la Inteligencia Artificial en todo esto?

Los deepfakes y las fake news avanzan y desafían a los expertos en ciberseguridad. ¿Cuál es el rol de la inteligencia Artificial?

Dos años de guerra con Ucrania, sanciones económicas y reconversiones comerciales, ¿cómo está Rusia hoy?

Se cumplen dos años del comienzo de la guerra con Ucrania. El gobierno de...

Contenido Relacionado