InicioMedioambienteVillalonga: “Milei deberá dejar de lado su ideología para adoptar una mirada...

Villalonga: “Milei deberá dejar de lado su ideología para adoptar una mirada realista de la política climática”

Tras la realización de la COP28, DEF dialogó con Juan Carlos Villalonga sobre la importancia del acuerdo firmado sobre el cambio climático

Entre el 30 de noviembre y el 12 de diciembre de 2023 se desarrolló en Dubai, la 28ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP), donde representantes de 200 países junto a científicos, empresarios, periodistas, entre otros, analizaron posibles líneas de acción a la grave crisis climática. DEF dialogó sobre la importancia de este encuentro con Juan Carlos Villalonga, consultor en energías renovables, hidrógeno, cambio climático y desarrollo sostenible.

Desde la primera cumbre realizada en la ciudad de Berlín, Alemania, en 1995, se firmaron diversos acuerdos con el objetivo de reducir el impacto del accionar humano sobre el Planeta, entre los que se destaca la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, producto de la quema de combustibles fósiles por parte de los países industrializados. 

“El objetivo principal es detener el calentamiento global para que el aumento de la temperatura no alcance los 2°C, respecto de los niveles preindustriales, como se acordó en el Acuerdo de París de 2015/16”, explica Villalonga, miembro del Círculo de Políticas Ambientales.

El compromiso global tras la conferencia es el de triplicar para 2030 la potencia actual renovable: “Es un objetivo enorme, pero posible”, destaca Villalonga. 

-¿Cuáles fueron los puntos clave de la Conferencia?

-La gran expectativa en la COP28 estaba basada en que era la conferencia que debía generar una respuesta al proceso denominado Balance Mundial o Global Stocktake. Este proceso es clave dentro de la arquitectura del Acuerdo de París, es una revisión que cada cinco años debe permitir una readecuación de las metas de los países de modo tal de corregir el rumbo, cerrar la “brecha” entre lo que estamos haciendo y dónde deberíamos estar para cumplir con los objetivos climáticos del Acuerdo, la meta de 1,5°C.

Durante los últimos dos años se desarrolló este primer Balance Mundial y esta COP debía definir de qué modo, desde acá a la COP30 (2025), los países actualizarán sus metas a 2030 y 2035, de modo de corregir el rumbo. Desde esta perspectiva debe evaluarse la COP28. Sin duda, establecer la base de lo que será esta nueva ronda de metas nacionales o NDC era el principal resultado de esta reunión.

-¿Estás de acuerdo con la afirmación del sultán Al Jaber, presidente de la COP28, acerca de que se logró un “acuerdo histórico” por el clima?

-Hay allí una expresión un tanto exagerada, propia de quien presidió la reunión y debía evitar que la misma se empantanase. El resultado es mediocre, pero digo esto con un gran cuidado para no ser simplista. La COP28 logró, por un lado, mantener vivas las expectativas de que aún hay chances de lograr la meta de 1,5°C, pero, por otro lado, es bastante laxo en el proceso que viene en los próximos dos años. A mi juicio, no quedaron señales claras acerca de la dimensión de los recortes de emisiones que deben ocurrir en todas las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés).

Comenzar a hablar, con nombre y apellido, de los combustibles fósiles y la necesidad de ser desplazados parece poco, pero es la primera vez en 30 años de negociaciones que algo así se acepta escribir. La urgencia que nos impone la crisis climática hace que la lentitud de estas negociaciones sea algo exasperante y nos genere un gran escepticismo. Pero, escribir documentos que forman parte del derecho internacional en materia climática no es algo sencillo, basta observar los intereses políticos y económicos que atraviesan todas estas negociaciones. 

“La COP28 logró, por un lado, mantener vivas las expectativas de que aún hay chances de lograr la meta de 1,5°C, pero, por otro lado, es bastante laxo en el proceso que viene en los próximos dos años”, señala Villalonga

-¿Se puede considerar que fue un triunfo sobre los países petroleros?

-Creo que el resultado se ubica en un punto intermedio. No se habla de abandono como se buscaba, pero se habla del transitar hacia la eliminación de los combustibles fósiles (transitioning away from fossil fuels) con el objetivo de alcanzar emisiones cero para el año 2050. Hay allí una expresión más débil, pero es explícita. Alrededor de esta expresión hubo enormes polémicas y todas las tensiones económicas estuvieron allí presentes.

Sucede que cada año es más evidente que la acción climática debe ser contundente y ya no hay lugar para eufemismos que procuran demorar todo. Tiendo a pensar que lo alcanzado es un gran paso y es una señal muy adversa para el mundo del oil & gas. Esto significa que la industria de los fósiles comienza un declive inexorable y que deberá ser rápido.

-Cada país debe presentar nuevos planes climáticos para 2025. ¿Qué medidas adicionales se esperan? 

-La brecha de emisiones que muestra el Balance Mundial indica que debemos reducir un 43% las emisiones para 2030 respecto de las de 2019. Estamos muy lejos de ese objetivo. Las renovables son la única opción de despliegue rápido y pueden hacer un aporte mayoritario para cumplir ese objetivo. Por eso quedó expresado el compromiso global de triplicar para 2030 la potencia actual renovable. Es un objetivo enorme, pero posible; aunque no es claro cómo eso se traduce en las metas de cada uno de los países. 

El otro componente importante y con capacidad de brindar resultados inmediatos es frenar la deforestación. Esa, por ejemplo, es una acción que debe encarar Argentina de manera inmediata. Las renovables, la eficiencia energética y la deforestación son medidas efectivas y con resultados inmediatos en las emisiones.

-¿Es realmente un logro la puesta en marcha del fondo de “pérdidas y daños” para los países vulnerables, acuerdo alcanzado en la COP27?

-Sin duda que lo es. Es un fondo que, en definitiva, brinda una respuesta a quién paga los platos rotos. Estos fondos y sus aportantes, básicamente el mundo desarrollado, traducen en términos prácticos parte del principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. 

Ahora, también hay que decir, que esos fondos se dirigen sobre todo a los países más vulnerables y con menos capacidad de respuesta. Digo esto porque algunos creen que representan para Argentina una oportunidad de financiamiento. No es así.

Durante la conferencia se abordó el hecho de transitar hacia la eliminación de los combustibles fósiles con el objetivo de alcanzar emisiones cero para el año 2050

-¿Cuál es la situación de Argentina? ¿Aceleraremos las medidas de transición energética?

-Hasta ahora hicimos bastante poco a pesar de que el gran potencial renovable nos permitiría realizar una transición con facilidad. Sin embargo, hay diversas trabas. Una de ellas es la falta de planificación y decisión por parte del Estado Nacional para, por ejemplo, expandir las líneas de transmisión eléctrica. Esto es hoy una barrera que impide el desarrollo de las renovables. Hay más proyectos que la capacidad de transporte en el sistema eléctrico nacional.

También hay trabas ideológicas, como ser el sector del gas, que puja por expandir su presencia en la matriz energética, sin ninguna racionalidad ni correlato con los compromisos que debe asumir Argentina. El gas no es un combustible de la transición, ya que hace 30 años que Argentina lo ingresó en la matriz energética nacional. Hoy debemos abandonar el gas. Es todo lo contrario a la prédica dominante, y eso es una traba en el mundo de las ideas que definen decisiones que nos demoran. Todo esto deberá ponerse sobre la mesa a la hora de discutir las nuevas metas de reducción de emisiones.

Creo que para Argentina será despertar de una siesta, muchos tendrán que despabilarse.

-¿Crees que es una buena señal de parte del Gobierno nacional el hecho de que haya enviado a la secretaria de Política Exterior a la COP?

-Creo que el presidente Milei deberá dejar de lado su ideología para adoptar una mirada realista de la política climática, tanto en el plano doméstico como en el internacional. La presencia de funcionarios en la COP28, cuya misión central fue llevar un mensaje de tranquilidad a la comunidad internacional, asegurando continuidad en materia climática, es un primer ejemplo de lo que señalo. 

Pero hoy, la política climática es mucho más que una materia importante en política exterior, también es una política energética, industrial y económica. Ahora viene un desafío mayúsculo: durante esta gestión se deberán adecuar los compromisos argentinos para 2030 y 2035. Eso supondrá un esfuerzo importante de planificación y la adopción de metas muy restrictivas que deberán presentarse para 2025. 

La 28ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP) se desarrolló entre el 30 de noviembre y el 12 de diciembre de 2023, en Dubai

-¿Una reflexión final?

Uno suele poner del lado de los “villanos” a los países petroleros, donde los Emiratos Árabes son un claro ejemplo. Pero las tensiones son más complicadas. Un país como Argentina también ha estado apostando a la demora de adoptar definiciones tajantes en materia de fósiles. 

Recordemos que uno de los principales consensos políticos en Argentina es la “oportunidad” que representa Vaca Muerta (o el off shore) para obtener ingresos por exportaciones de GNL o petróleo. Lo pactado en la COP28 te diría que cierra esa posibilidad. Vamos a tener un mercado global del oil & gas que comenzará a contraerse y los proveedores tradicionales seguirán estando, será muy difícil hacerse entonces de una porción de ese mercado.

Con esto trato de decir que la resistencia a un texto más contundente no es culpa solo del Sultán Al Jaber. Existe una multitud de países que empujan el texto en otra dirección y no son sólo los grandes y tradicionales petroestados. Están también los que quieren ser parte de los grandes exportadores de oil & gas. Incluso, países que han comenzado hace muy poco a ser importantes jugadores, como es el caso de Guyana, un país que, paradójicamente, es vulnerable en extremo al cambio climático, pero que ve su salvación económica en la extracción del petróleo. Entonces, la trama es bien compleja y no admite simplificaciones al intentar describirla.

Artículos más leídos

Elecciones en Estados Unidos

Supermartes: 15 Estados votarán en los comicios más esperados por Joe Biden y Donald...

En una jornada electoral masiva, millones de estadounidenses elegirán a los candidatos de los demócratas y republicanos de cara a las presidenciales del 5...
Brian Fonseca: “La Inteligencia Artificial da oportunidades a los regímenes autocráticos para avanzar en su agenda autoritaria” (Foto: Fernando Calzada)

Brian Fonseca: “La Inteligencia Artificial les da oportunidades a los regímenes autocráticos”

En diálogo con DEF, el analista estadounidense Brian Fonseca expresó su preocupación por la presencia de China en América Latina y su avance en...

Hidrovía y narcotráfico: las aguas bajan turbias

El sistema navegable conformado por los ríos Paraguay y Paraná no solo es la principal vía de salida de las exportaciones agrícolas argentinas, paraguayas,...

Carrera espacial: Irán lanzó un nuevo satélite que promete tensionar el tablero internacional

El Pars-1 fue ubicado a través de un porta satélite ruso a 500 kilómetros de la Tierra. Cuál será su misión. Irán colocó un nuevo...

Internet satelital: ¿qué es y cómo funciona Starlink, una de las empresas de Elon...

Con la inminente llegada de Starlink a Argentina, aparece en el mercado una nueva manera de consumir Internet.  ...

Contenido mas reciente

Supermartes: 15 Estados votarán en los comicios más esperados por Joe Biden y Donald Trump

En una jornada electoral masiva, millones de estadounidenses elegirán a los candidatos de los...

Inteligencia Artificial: por qué Elon Musk está enfrentado con sus excompañeros de Open AI

La popularidad de las nuevas herramientas de IA crece muy rápido, al mismo ritmo...

Evan Ellis y la injerencia extranjera en América Latina: “Hay una sinergia entre China, Rusia e Irán”

El debilitamiento de las democracias y el derrumbe del orden mundial basado en reglas...

Neurociencias e Inteligencia Artificial: Argentina, pionera en desarrollos para la industria de la defensa

Ciencia y defensa: ¿cuáles son los desarrollos del Ejército en neurociencias e inteligencia artificial? (Foto: Fernando Calzada)

Contenido Relacionado