InicioDefensaÁfrica, jaqueada por el yihadismo: Al-Qaeda y el Estado Islámico desestabilizan gobiernos...

África, jaqueada por el yihadismo: Al-Qaeda y el Estado Islámico desestabilizan gobiernos y aterrorizan a la población

En medio de la inestabilidad política y una seguidilla de golpes militares, la región del Sahel es la más golpeada por los ataques yihadistas. Grupos afiliados al Estado Islámico y Al-Qaeda siembran el terror en la población y ponen en jaque la autoridad del Estado.

Lejos de los reflectores de la prensa occidental, en el corazón del continente africano, una región sufre los estragos del terrorismo yihadista. Nos referimos al Sahel, una franja de 5400 kilómetros de extensión ubicada al sur del desierto del Sahara. Allí la autoridad del Estado es amenazada por distintos grupos armados, que funcionan bajo el paraguas del Estado Islámico o utilizando la “franquicia” de Al-Qaeda. No siempre existe una comunidad de intereses entre ellos, que suelen disputarse el territorio.

Las consecuencias de la violencia criminal recaen sobre la población, que se encuentra a merced de la violencia y los abusos. En el primer semestre del 2023 se registraron unos 1800 ataques terroristas que dejaron un saldo de 4600 muertes, medio millón de refugiados y cerca de 6,2 millones de desplazados internos. Las cifras, dadas a conocer por el presidente de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao), el diplomático gambiano Omar Touray, dan una magnitud del desastre humanitario que azota a la región.

Las consecuencias de la violencia criminal recaen sobre la población, que se encuentra a merced de la violencia y los abusos

África, sacudida por el terrorismo yihadista

En su Índice Global del Terrorismo 2023, el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) afirma que “la región del Sahel y el África subsahariana son hoy el epicentro del terrorismo”. Ese centro de estudios, con sede en Australia, indicó que el 43% de las muertes provocadas por el terrorismo a nivel global en 2022 corresponde al Sahel.

Burkina Faso y Malí son los dos países del Sahel más afectados por la actividad terrorista. “La tendencia alcista de los niveles de violencia en Burkina Faso es un factor que preocupa especialmente a medida que su gobierno se muestra incapaz de minimizar la amenaza”, afirma el Observatorio Internacional de Estudios sobre el Terrorismo (OIET), con sede en España. 

Mientras tanto, según el propio OIET, en la vecina Malí “los retos a la seguridad continúan agravándose en un conflicto político donde se entrecruzan grupos rebeldes, organizaciones terroristas y la autoridad central”.

Burkina Faso y Malí son los dos países del Sahel más afectados por la actividad terrorista

Los grupos yihadistas están aprovechando el vacío dejado por la salida de las tropas francesas, instaladas desde 2012 en Malí, y el deterioro de los vínculos de Burkina Faso y Malí con las autoridades en París, su antigua metrópoli. 

“Las dinámicas de violencia en África Occidental no ofrecen un gran espacio para el optimismo, a medida que la situación política empeora en el entorno doméstico y el apoyo de seguridad merma debido las tensas relaciones entre los países de la región y las potencias internacionales”, explica el Observatorio Internacional de Estudios sobre el Terrorismo (OIET) en su último reporte sobre la actividad yihadista en el Sahel.

Estado Islámico y Al-Qaeda, franquicias del terror

El Estado Islámico en la Provincia del África Occidental (ISWAP, sigla en inglés) es una de las organizaciones terroristas más activas, con fuerte presencia en la región de Liptako-Gourma, en la triple frontera entre Burkina Faso, Malí y Níger, y en la cuenca del lago Chad. Sus ataques se centran, mayormente, en objetivos militares y en las fuerzas de seguridad.

Una organización rival, afiliada a Al-Qaeda, es el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM, sigla en árabe), que funciona desde 2017 como una coalición de cuatro facciones yihadistas. El JNIM tiene especial influencia en Malí y también en la frontera con Níger y Burkina Faso, donde controla distintos territorios en los que establece pequeños “califatos” islámicos. Sus acciones incluyen el secuestro de ciudadanos europeos, entre ellos periodistas y religiosos.

Aunque en el pasado han existido pactos de no agresión entre estos dos grandes grupos terroristas, en los últimos tres años JNIM e ISWAP también han protagonizado enfrentamientos por el control del territorio y por el reclutamiento de nuevos miembros.

Ha habido acusaciones cruzadas de traición y cruentos combates, que han echado por tierra con la llamada “excepción del Sahel”, que consistía en la presunta convivencia y comunidad de intereses entre ambas formaciones.

El golpe militar en Níger, en julio de este año, se suma a una seguidilla de interrupciones del orden constitucional que vivieron Malí, en mayo de 2021, y Burkina Faso, en enero y septiembre de 2022

Ruptura con Occidente y acercamiento a Rusia

La débil respuesta de las autoridades civiles de África frente a los grupos terroristas ha tenido efectos desestabilizadores en el plano político. El golpe militar en Níger, en julio de este año, se suma a una seguidilla de interrupciones del orden constitucional que vivieron Malí, en mayo de 2021, y Burkina Faso, en enero y septiembre de 2022. Los tres países han sido suspendidos de la Cedeao -que agrupa a los 15 países de África Occidental- y de la Unión Africana.

La reciente disolución del G-5 Sahel, por decisión de los gobiernos de Mauritania y Chad, es el epílogo de los esfuerzos de las potencias europeas por estabilizar la región. La oficialización de esta ruptura es la consecuencia del acercamiento de los regímenes militares de Malí, Burkina Faso y Níger a Rusia. Estos tres exmiembros del G5 Sahel rompieron con el grupo y conformaron la Alianza de Estados del Sahel con el objetivo de unir fuerzas y resistir las presiones de la comunidad internacional para el restablecimiento del orden democrático.

En medio de la inestabilidad reinante, el Kremlin ha utilizado la retórica anticolonialista y se ha valido de los mercenarios rusos para establecer nuevos acuerdos de seguridad y alianzas geopolíticas en clave antioccodental a lo largo del Sahel.

Artículos más leídos

Neurociencias e Inteligencia Artificial: Argentina, pionera en desarrollos para la industria de la defensa

Ciencia y defensa: ¿cuáles son los desarrollos del Ejército en neurociencias e inteligencia artificial? (Foto: Fernando Calzada)
Búnkeres, la tendencia que crece por miedo al "fin del mundo"

Los “preppers”: crece la tendencia de búnkeres ante un posible “fin del mundo”

Frente a los conflictos mundiales de la actualidad y el miedo a que la tecnología inteligente caiga en manos equivocadas, la “moda” de prepararse...

Elecciones Rusia 2024: empezaron a votar en los territorios ocupados de Ucrania 

Empezaron a votar en los territorios ocupados de Ucrania en el marco de las elecciones en Rusia 2024 

Regresa la Fórmula 1: ¿cómo influye la guerra en Ucrania y las políticas nacionales...

La temporada 54 de la máxima categoría del automovilismo se iniciará este fin de semana en Bahrein y la geopolítica hace acto de presencia...
Elon Musk alejado de OpenIA

Inteligencia Artificial: por qué Elon Musk está enfrentado con sus excompañeros de Open AI

La popularidad de las nuevas herramientas de IA crece muy rápido, al mismo ritmo que la disputa entre sus principales creadores.  Open AI comenzó liderando...

Contenido mas reciente

Inundaciones en Corrientes: ¿cómo responden las Fuerzas Armadas ante los desastres naturales?

DEF dialogó con el coronel retirado Marcelo Rozas Garay, funcionario del Ministerio de Defensa,...

Supermartes: 15 Estados votarán en los comicios más esperados por Joe Biden y Donald Trump

En una jornada electoral masiva, millones de estadounidenses elegirán a los candidatos de los...

Inteligencia Artificial: por qué Elon Musk está enfrentado con sus excompañeros de Open AI

La popularidad de las nuevas herramientas de IA crece muy rápido, al mismo ritmo...

Evan Ellis y la injerencia extranjera en América Latina: “Hay una sinergia entre China, Rusia e Irán”

El debilitamiento de las democracias y el derrumbe del orden mundial basado en reglas...

Contenido Relacionado