InicioDefensaLas claves para la defensa que viene: “Lo que se ha intentado...

Las claves para la defensa que viene: “Lo que se ha intentado construir no fue negativo. Mi crítica es que no ha sido suficiente”

Leandro Ocón se sumó al debate propuesto por DEF y compartió su diagnóstico sobre la realidad y el futuro del ámbito militar argentino. 

DEF contactó a tres entendidos en materia de defensa para que nos den su mirada sobre los desafíos que enfrenta la nueva gestión del Ministerio

Leandro Ocón, especialista en Defensa, Seguridad y Economía Política, analizó el panorama y se animó a hablar de la realidad y el futuro, a corto y mediano plazo, de las Fuerzas Armadas en un contexto de incertidumbre económica y geopolítica

“La defensa nacional es un tema prioritario y fundamental del Estado” 

-En el próximo tiempo, ¿cuál es el desafío para la cartera de Defensa?

-Esa pregunta tiene dos caras: por un lado, cuáles son los próximos desafíos en términos absolutos, desde una perspectiva estratégica y geopolítica que va a enfrentar la Argentina; y, por otro, cuál es la realidad de la cartera de Defensa y de la historia del sistema de defensa nacional. 

Entonces, por un lado, tenemos un mundo con riesgos asociados al ciberespacio y en el que se está reconfigurando el poder internacional. Es un mundo en el que los sistemas económicos, de seguridad y la vida social están cada vez más interconectadas y, entonces, demandan más atención de la protección de lo que tiene que ver con los datos, la seguridad y el comercio internacional. A eso se suma que Argentina tiene una cuestión geopolítica fundamental en el Atlántico Sur y en la Antártida. Los realineamientos políticos también van a afectar, no solamente al mundo, sino también a nuestro país. 

-¿Entonces?

-Hay que tener en cuenta cuáles son los principales aliados estratégicos y cómo va, la Argentina, a desarrollar un sistema de defensa en torno a eso. 

Por otro lado, existe una oportunidad de que Argentina vuelva a posicionar lo asociado a la defensa nacional en la agenda estatal prioritaria, que es como siempre debió haber sido. La defensa nacional es un tema prioritario y fundamental del Estado. 

Para Ocón, en el mundo actual se está reconfigurando el poder internacional, con riesgos asociados al ciberespacio. En este contexto los sistemas económicos, de seguridad y la vida social están cada vez más interconectadas y demandan más atención

La defensa nacional del último tiempo: logros, pero insuficientes

-¿Cuáles podrían ser las fortalezas y debilidades de la nueva gestión de la Cartera?

-Una de las principales fortalezas es que el camino que se ha intentado construir no fue negativo. Mi principal crítica es que no ha sido suficiente. En cuanto a la reconstrucción del sistema de defensa nacional y al rol de las FF.AA. en lo que tiene que ver con la estatalidad en Argentina, creo que estamos ante una oportunidad de volver a apostar por una mirada estratégica, donde la defensa nacional, el bienestar de la población y el crecimiento económico están asociados entre sí. 

Ahora, las principales debilidades: falta de decisión política y falta de expertos y conocedores de la materia en puestos claves y estratégicos. Creo que también una exacerbada visión naif de la realidad, en vez de una pragmática y estratégica. Eso puede llevar a que el liderazgo político caiga en los mismos errores del pasado. Creo que, entre los desafíos más importantes, está también tomar una decisión política que acompañe la apuesta que tiene que ver con la cartera de Defensa, la relevancia que eso tiene y en cómo darle, no solo sostenibilidad, sino también un crecimiento económico. Todo está asociado entre sí. 

-En esa realidad, ¿el Fondo Nacional para la Defensa (FONDEF) es sostenible?

-Creo que sí. Es sostenible. Además, a mi entender, es importante que haya un cambio de paradigma en torno a la decisión política. El FONDEF es una herramienta, pero tiene que estar inserta en un marco político distinto: tiene que acompañar y es útil, siempre y cuando haya decisión política en torno a un cambio de paradigma. 

“Es necesario reconvertir nuestra percepción de cómo profesionalizar y organizar el sistema militar”, señala Ocón

Sobre el (interminable) debate salarial en Defensa: “Es necesario pensar en una reforma del personal”

-En materia salarial, en las anteriores gestiones, se logró el blanqueo y la equiparación salarial, ¿consideras que, ante el panorama económico, se puede continuar con el camino recorrido?

-Lógicamente, en un universo donde no se sabe qué hacer con las FF.AA., se les asignan roles equivocados, en el que el sistema de defensa nacional y todo lo asociado a él es secundario, es predecible que el salario de los militares acompañe esa visión. 

Creo que es necesario reconvertir nuestra percepción de cómo profesionalizar y organizar el sistema militar. Eso tiene que ver con, de vuelta, una decisión política de qué rol darles y apoyar esa decisión con los instrumentos económicos adecuados.

Obviamente, todo lo que tiene que ver con el salario de los militares fue algo que estuvo tapando otra cosa, que es una reforma importante con las FF.AA.; que tiene que ver, no solo con los salarios, sino también con las jerarquías, formas de ascenso y cuestiones vinculadas a cómo construimos un sistema que privilegie a los mejores y que también haga que se sostenga. Es necesario pensar en una reforma del personal, pero es algo que se ha ido posponiendo y el resultado final es el status quo

“Argentina tiene una cuestión geopolítica fundamental en el Atlántico Sur y en la Antártida”

-¿Cómo puede impactar la economía en el material, los recursos y el adiestramiento?

-Voy a incluir un tema importante en torno a esta pregunta: creo que un típico error es creer que, como ya tenemos fuerzas adiestradas para el combate y el enfrentamiento, eso es útil para que sea funcional a ciertos intereses de grupos gubernamentales o de partes de la coalición de gobierno. Es fácil caer en la tentación de utilizar estos cuerpos profesionales para funciones que no fueron pensadas para ellos, como la represión o la utilización del instrumento militar en cuestiones de seguridad. Es fácil caer en la tentación porque ya los tenés y es simplemente reconfigurarlos para que tengan una utilidad y, de esa manera, negociar mejor los salarios.

Falta decisión política para utilizarlos para el fin que fueron concebidos: que es proteger a la Nación de agresiones externas y para tener soberanía nacional en el mar, en la Antártida, en el cielo, en el ciberespacio y en el hiperespacio. Entonces, creo que eso está muy asociado a cuál es el futuro de las FF.AA. y cómo se va a tratar de construir todo lo que tiene que ver con lo salarial y la jerarquización. 

Industria para la defensa: entre la rentabilidad y el papel estratégico

-¿Qué lugar va a tener la industria para la defensa?

-Hay una cuestión difícil porque a veces se confunde industria nacional con estrategia, se mete todo en la misma bolsa. Creo que lo que está en discusión es la protección de ciertos sectores, el famoso proteccionismo. A mí me gusta tomar esta oportunidad para hacer una distinción importante: hay sectores que son de industria nacional que es importante que sean de industria nacional porque obedecen a un fin político estratégico, no a uno comercial. Entonces si metemos en la misma bolsa al, por ejemplo, sector de la indumentaria –muy protegido por la economía nacional–, al aeronáutico e, incluso, al de municiones; estamos equivocados. 

Creo que es necesario contemplar que, si se deciden modificar las relaciones en torno al comercio internacional, apertura y desregulación económica, hay sectores que no obedecen un fin comercial, sino a una cuestión estratégica, como el sector nuclear, entre tantos otros sectores que deben seguir manteniendo ese tratamiento por lo excepcional que son y por el fin político que obedecen a la Nación. Si no se tiene en consideración esas especificidades, creo que va a verse afectado el sistema de defensa nacional

-¿Qué lecciones han dejado las gestiones anteriores de la cartera?

-Uno de los grandes aprendizajes, y creo que es una deuda que venimos acarreando desde el retorno de la democracia, es no ver cuál es el rol que tiene el sistema de defensa nacional, militares y civiles en la producción de desarrollo económico, bienestar social y soberanía nacional. Es una gran oportunidad para aprovechar esto que mencioné en torno a ciertos sectores estratégicos: que sean punta de lanza para dinamizar el sector privado. Creo que, al no saber o concebir a las FF.AA. como potenciales enemigos o amenazas, se les ha dado un tratamiento insuficiente, vago y ambiguo; generando una especie de lenta decadencia

El sistema de alto impacto utilizado por las Fuerzas Armadas
“Estamos ante una oportunidad de volver a apostar por una mirada estratégica, donde la defensa nacional, el bienestar de la población y el crecimiento económico están asociados entre sí”

-¿Qué habría que tener en cuenta?

-Estamos en un momento histórico, no solamente a nivel internacional, sino a nivel nacional, para reconfigurar esa visión y darles un rol como el que se les da en las grandes potencias y economías industriales, y no estoy hablando solamente de EE.UU. o China; esto va más allá de los gobiernos e ideologías. En la mayoría de los países que crecieron y se desarrollaron, sus Fuerzas Armadas y sus sistemas de defensa son sólidos, no porque primero hayan crecido económicamente y las Fuerzas vinieron después, sino porque las industrias estratégicas, las FF.AA. y el sistema de defensa acompañaron y fueron parte de ese desarrollo y posicionamiento.  

El crecimiento se produce en acompañamiento y como parte del rol que ocupa el sistema de defensa nacional y las Fuerzas Armadas, porque logran dinamizar la economía de esos países de una manera virtuosa

-¿Qué otros aspectos consideras importantes destacar a la hora de pensar en los próximos años de la cartera?

-Creo que estamos en un mundo que se está reconfigurando, producto de resquebrajamientos geopolíticos, donde vemos que distintos centros de poder están construyendo, en sus áreas de influencia, distintos ámbitos geoespaciales de poder y de control. 

Existe un aumento de la conflictividad, de la competencia y de la inestabilidad. Y en todas esas zonas donde los centros de poder están, en sus fronteras vemos más conflictos. Creo que estamos viviendo en un mundo que demanda mayor preocupación en lo que tiene que ver con la soberanía y la defensa nacional y con la protección del Estado a las personas; un Estado que lo que hace es responder a su identidad primigenia: proteger y generar bienestar social. En la medida que podamos construir ese tipo de estatalidad positiva, donde el sistema de defensa nacional, la inserción internacional y el desarrollo económico actúan de manera virtuosa, Argentina tendrá un gran futuro por delante

Artículos más leídos

Las bombas sin estallar de la Segunda Guerra Mundial amenazan a Europa

Miles de bombas y minas marinas siguen activas en el campo de batalla a casi 80 años de la finalización de la última gran...

Hidrovía y narcotráfico: las aguas bajan turbias

El sistema navegable conformado por los ríos Paraguay y Paraná no solo es la principal vía de salida de las exportaciones agrícolas argentinas, paraguayas,...

Regresa la Fórmula 1: ¿cómo influye la guerra en Ucrania y las políticas nacionales...

La temporada 54 de la máxima categoría del automovilismo se iniciará este fin de semana en Bahrein y la geopolítica hace acto de presencia...

2024, año de elecciones récord: más del 40% del planeta se prepara para ir...

Un total de 73 países se aprestan para una seguidilla de elecciones que marcarán el pulso de la democracia en el mundo. El llamado...

Internet satelital: ¿qué es y cómo funciona Starlink, una de las empresas de Elon...

Con la inminente llegada de Starlink a Argentina, aparece en el mercado una nueva manera de consumir Internet.  ...

Contenido mas reciente

Inteligencia Artificial: por qué Elon Musk está enfrentado con sus excompañeros de Open AI

La popularidad de las nuevas herramientas de IA crece muy rápido, al mismo ritmo...

Evan Ellis y la injerencia extranjera en América Latina: “Hay una sinergia entre China, Rusia e Irán”

El debilitamiento de las democracias y el derrumbe del orden mundial basado en reglas...

Neurociencias e Inteligencia Artificial: Argentina, pionera en desarrollos para la industria de la defensa

Ciencia y defensa: ¿cuáles son los desarrollos del Ejército en neurociencias e inteligencia artificial? (Foto: Fernando Calzada)

Carrera espacial: Irán lanzó un nuevo satélite que promete tensionar el tablero internacional

El Pars-1 fue ubicado a través de un porta satélite ruso a 500 kilómetros...

Contenido Relacionado