InicioDefensaAcordes para la guerra, lemas para la eternidad: ¿por qué la música...

Acordes para la guerra, lemas para la eternidad: ¿por qué la música militar acompaña a los ejércitos?

El mundo de los músicos que le dan ritmo a las actividades de los soldados y las curiosidades de las canciones patrias, según un experto del Ejército Argentino

Se acercan decenas de hombres y mujeres. Lucen llamativos uniformes. Los metales de sus instrumentos reflejan el paisaje y la luz del sol. Tienen ritmo al caminar, mantienen el paso y convocan al transeúnte. Los automovilistas bajan sus ventanillas y sacan sus celulares para filmar. Desde los balcones, los curiosos aparecen para escuchar las melodías que invaden la calle. Nadie puede permanecer ajeno a sus acordes: ¿qué hay detrás de los músicos de las bandas militares y por qué generan adhesión?

Para hablar de este fenómeno, DEF conversó con Diego Cejas, teniente coronel del Ejército Argentino. En el ámbito castrense, Cejas dirigió varias bandas militares y, además de haber escrito múltiples libros sobre el tema, hoy se desempeña como inspector de las Bandas de educación que tiene la Fuerza. También dirige una diplomatura, tiene una cátedra en el Colegio Militar de la Nación sobre historia de la música militar y, como si eso no fuera poco, es el propietario de la mayor colección de música militar del país: conviven con él paredes repletas de discos compactos. “Más de 5.000”, confiesa

-¿Por qué la música es importante para los ejércitos?

-La música tuvo múltiples empleos en toda su historia. La referencia más antigua del empleo de músicos en batalla la tiene la Biblia: miles de años antes del presente, sonaron las trompetas -el shofar- y eso fue la exhortación para derrumbar los muros de Jericó

También se utilizó para proyectar las voces de los comandantes con instrumentos, ya que no se podían oír por el ruido de los fusiles y los cañones. Además, la música es útil para acompasar la marcha. Como las armas en otro tiempo eran imprecisas, y no era fácil hacer puntería, había que juntar un montón de fusiles y ubicarlos en el campo de batalla. Al acompasar, van, se detienen y avanzan todos juntos. Así, de 100 fusiles que tiraban, 20 daban al blanco. Había que procurar que tiren todos juntos

El patrimonio inmaterial de la Nación se expresa cuando toca una banda. Por eso nuestras Fuerzas Armadas comunican sus lemas a través de la música

Militares al ritmo de la música: desde los griegos a Napoleón

-¿Marcaban un ritmo?

-Sí, porque cuando uno marcha a un ritmo hace más sostenida la cadencia y logra estar menos tiempo expuesto al fuego y a las flechas enemigas. Entonces, otro de los empleos es dar disciplina y velocidad a una tropa que marcha. 

Nuestro actual empleo también es el de estimular la moral, de generar adrenalina. Por ejemplo, cuando uno va a la cancha, la hinchada -con percusión- excita. Se genera una masa: uno se liga con el resto a través del cantoEl músculo cardíaco late a 120 pulsaciones por minuto. Entonces, eso genera adrenalina sin que te des cuenta. Las bandas, entonces, gustan y son satisfactorias para el cuerpo

-¿Qué lugar tuvieron las bandas militares en la historia?

-En nuestros uniformes utilizamos una lira como distintivo. Es la de Tirteo, un poeta griego. Ellos les piden un general a los Espartanos, para que los conduzca en batalla. Y le envían a Tirteo, quien apareció con su lira. Lo dejaron actuar y con ella empezó a cantar sus poemas épicos y los exhortó a la victoria

Tenemos grandes padres de la música militar. Son grandes figuras, como Federico II -el Grande- de Prusia. Él era un gran músico y tenía educación refinada. Fue quien introdujo a las bandas militares en la batalla para dar disciplina y velocidad a sus tropas. Napoleón fue quien consagró este empleo

-¿Qué hizo Napoleón?

-Llevó a las bandas militares a su esplendor por dos motivos. Por un lado, para dinamizar, porque él movía a sus batallones como si fueran fichas de ajedrez. Pero, para eso, necesitaba el ritmo para marchar. Además, un detalle: la Revolución Francesa inicia con el canto de “La Marsellesa”, la madre de las canciones patrióticas, porque tiene una fuerza tremenda y uno canta lemas. La libertad, la igualdad y la fraternidad; todo lo que un canto de guerra necesita. Porque si hay que movilizar personas para que tomen las armas o para que contribuyan a la causa de la patria, entonces se deben mencionar todos los peligros. Como también lo hizo nuestro Himno Nacional. 

Porque un empleo era disciplinar a los cuerpos en las batallas y, otro, cantar los lemas y sentirnos hermanados e iguales. Es un colectivo sonoro

“Detrás de una banda militar hay profesionales de su instrumento y dedicación. Es un mundo fantástico”, resalta Cejas

El efecto de la música en los cuerpos

-¿Qué genera la música en los cuerpos?

-El tercer empleo que halló la música en los ejércitos es el de estimular la moral. Fue el cirujano de Napoleón, Dominique-Jean Larrey, quien dijo que la música militar recuperaba más rápido a los que estaban enfermos. Es cierto, porque lleva a tu músculo cardíaco a latir más de 120 veces por minuto: generás adrenalina y sentís satisfacción, la que contribuye a la recuperación

Por otro lado, el gran mal de los ejércitos durante todos los tiempos fue la deserción. Es decir, que se escapen a la caída del sol, porque en ese momento el ánimo cambia. Entonces, a esa hora se daba la retreta, el espectáculo de la banda, el entretenimiento que los distrae de su anhelo. Ese es un tercer empleo que Napoleón Bonaparte dio a las bandas militares. 

-De hecho, los militares cantan al correr, durante el adiestramiento físico…

-Es para propiciar el espíritu de cuerpo. Cuando los individuos están en una masa, en un conjunto, tienen que vibrar de forma armónica y con el espíritu que se propicia con sus canciones. 

El fenómeno de las bandas militares en Argentina

-¿Cuándo y cómo llegaron al país las bandas militares?

-Tuvimos un gran gusto por la música militar luego de las Invasiones Inglesas, porque los británicos entraron por la calle Defensa con sus gaitas y tambores. Eso fue un alboroto tremendo. Tanto fue así que, cuando se formaron los primeros cuerpos militares, cada uno tuvo una pequeña banda. Quien llevó eso a su esplendor, de manera local, fue San Martín, el genio militar por excelencia. Él le dio disciplina al Ejército, de aproximadamente 5.000 hombres. De todos ellos, 250 eran músicos. Pero no porque a San Martín le gustase la música, sino por una cuestión táctica: es el modo de dinamizar el avance y la disciplina de sus batallones de infantería. Es un número pequeño de músicos, pero es para sonorizar las actividades básicas de todo el Ejército: marchar, combatir y descansar

-¿Por qué las personas se sienten atraídas por las bandas militares?

-Es un espectáculo visual y sonoro que impresiona. La banda es una masa que avanza decidida y sonora. Hay disciplina en esos individuos: están uniformados del mismo modo, se detienen a la seña de su director y combinan sus armonías al gesto de una batuta. En las bandas, sí o sí hay que ligarse con otro individuo y hay que el gesto del director. Por todos esos motivos la banda convoca y gusta. Es un fenómeno social

La unificación de Italia tuvo mucha música y bandas. Fueron esos maestros italianos -que vivieron ese proceso- los que vinieron a nuestro país como inmigrantes y construyeron nuestra propia nacionalidad con su música y saber. Por ejemplo, “Avenida Las Camelias”,  es de Pietro Maranesi. Ellos compusieron nuestro repertorio y sabían lo que hacían. Estaban muy bien educados en excepcionales conservatorios de Milán, Nápoles y de Roma

La referencia más antigua del empleo de músicos en batalla se puede encontrar en la Biblia con el sonido de las trompetas -el shofar-. Eso fue la exhortación para derrumbar los muros de Jericó

Curiosidades: San Lorenzo en el Buckingham y una marcha que es un atributo presidencial

-Hay una marcha militar que es un atributo presidencial, ¿es así?

-La marcha es un botín de guerra, se captura al enemigo y es testimonio de la victoria. En la batalla de Ituzaingó se capturó la imprenta del Ejército Imperial, allí estaba la partitura de esta marcha (homónima) dedicada a conmemorar el triunfo que los imperiales esperaban obtener. 

Desde 1827 es un botín de guerra nuestro y es uno de los atributos del presidente. Se va a oír este 10 de diciembre en la asunción. Quien tiene un poco de oído musical nota que esa composición es imperial, no es republicana. 

-¿Qué marchas militares argentinas son reconocidas?

-Nuestras composiciones fueron tan bien compuestas que recorrieron el mundo. Es el caso de “San Lorenzo”. Compuesta por el único músico de color que tuvieron nuestras bandas, que fue Cayetano Silva

En cierta ocasión compuso una marcha muy bonita que tituló “Coronel Riccheri” y se la obsequió al entonces Ministro de Guerra, quien, con un poco de pudor, le pidió que lleve el nombre de “San Lorenzo”, en honor al lugar donde nació y por el combate que tuvo lugar allí. Así sucedió y se estrenó el 30 de octubre de 1903.  

-San Lorenzo es una de las marchas más lindas que tenemos.

-Un edificio del fondo del Regimiento de Patricios era el pabellón de ferrocarriles. Allí tocaba, todas las tardes, la banda del Regimiento 4 de Viena del emperador, porque ahí estaban los galpones de chapa de la Exposición del Centenario. El káiser había enviado a la banda de su regimiento escolta para que toque. Esos músicos oyeron “San Lorenzo” y se quedaron sorprendidos por los arreglos. Al pie de ese Pabellón se produjo el intercambio entre “Viejos camaradas”, la marcha más popular del momento, por nuestra “San Lorenzo”. 

Los alemanes la llevaron por el mundo. Pero, por entonces, no existía el registro de música militar. Cuando Jorge V fue coronado llamaron a concurso por la marcha de coronación. Cayetano Silva envió su obra y salió ganadora. Los ingleses pagaron por esa marcha, por eso se oye en Buckingham

Diego Cejas es teniente coronel del Ejército Argentino. Dirigió varias bandas militares y, además de haber escrito múltiples libros sobre el tema, hoy se desempeña como inspector de las Bandas de educación que tiene la Fuerza

La “Marcha de Malvinas” y los músicos en la Guerra

-¿Fueron músicos a Malvinas?

-De eso se habla en uno de los libros que escribí. Fueron 9 músicos, 9 trompetas. Hay episodios tremendos vividos por ellos. De hecho, tuvimos un tambor muerto en Monte Longdon, del Regimiento 7. El cumplió sus funciones como soldado, no como músico, porque las compañías estaban disminuidas. No fueron bandas pero todos llevaban canciones en los labios. La música tuvo esplendor en Malvinas

Todos nuestros soldados cantaron sus canciones, llamaron a sus madres y rezaron como instinto de supervivencia. Las canciones estuvieron presentes en la euforia del 2 de abril, todos sabían que íbamos a recuperar “la hermanita perdida”. 

-¿Hay anécdotas de eso?

-Muchos de esos veteranos se habían educado con guardapolvo blanco y coreando la marcha de Malvinas. Un comando recuerda haber visto lagrimear a otro al escuchar “Zamba para Javier”, que habla de la llegada de un hijo. Los halcones de Malvinas, Carballo y compañía, refieren haber estado cantando “Zamba de mi esperanza” cuando les llegó la orden de poner sus naves rumbo al sur. Es decir, la música estuvo presente durante los 74 días de la campaña, incluso en los momentos más desoladores. 

Algunos balbuceaban el Himno Nacional y otros, como los Patricios, cantaron el “Uno Grande” para expresar su dignidad, hasta que fueron reducidos a culatazos por los ingleses. Otro ejemplo es el de los náufragos del “Belgrano”, que cuando vieron a su buque hundirse cantaron la marcha de la Armada. Eso es una caricia al alma y te ata a algo esencial y compartido.  

-La “Marcha de Malvinas” es anterior a la guerra, ¿es así?

-Es de 1939. Por entonces, el Ministerio de Educación mandó a componer una marcha para el repertorio escolar. Ella describe al territorio por su geografía. 50 años después, muchos soldados morirían por él. Ellos conocían Malvinas a través de estos versos aprendidos en la primaria

La música se hizo presente en todos los episodios bélicos de nuestro país: recordó los deberes y le recordó al soldado por qué peleaba. Siempre digo que faltan canciones, alguna que refiera a Monte Longdon, a la Operación Rosario o Tumbledown. Faltan bronces sonoros que cincelen esos episodios. 

Los empleos de las bandas militares giran en torno a tres aspectos fundamentales: disciplinar a los cuerpos en las batallas, cantar los lemas y estimular la moral

-¿Cuál es la diferencia entre una fanfarria y una banda?

La fanfarria es una organización capaz de tocar música a caballo. Pero cambian los instrumentos, así que es más sonora. Tiene un sonido fanfarrón. No podes tener clarinetes ni saxofones porque necesitas una mano para empuñar las riendas. Entonces, se utilizan instrumentos de metal que puedan sujetarse con una sola mano. Te hablo de clarinetes  y saxofones porque son los instrumentos que dulcifican una banda, cuando no están, suena áspera. 

-¿Qué hay detrás de una banda?

-Los maestros italianos decían que una banda es una escuela de carácter y de músicos. Detrás de una banda militar hay mucha disciplina, ensayo, cuidado y cariño. El patrimonio inmaterial de la Nación se expresa cuando toca una banda. Por eso nuestras Fuerzas Armadas comunican sus lemas a través de la música. 

Detrás de una banda militar hay profesionales de su instrumento y dedicación. Es un mundo fantástico. 

Artículos más leídos

Antártida-bandera-argentina

Día de la Antártida Argentina: 120 años de permanencia ininterrumpida

Desde la primera bandera nacional izada en 1904 hasta las actuales investigaciones científicas, la relación de nuestro país con la Antártida ha sido constante...

¿Hay que operarse del apéndice para ir a la Antártida?

Sin virus ni bacterias, el cuidado de la salud de quienes viven en el continente blanco es fundamental. En la base Petrel se está...

Juan Orlando Hernández, el histórico juicio por narcotráfico que afrontará el ex presidente de...

El ex mandatario hondureño enfrenta cargos por tráfico de drogas y posesión de armas ante un tribunal federal en Nueva York. Por primera vez en...

¿Quién gobierna la Antártida? El origen del Tratado Antártico

Son 29 los países con bases científicas permanentes en el Continente Blanco, pero ¿quién maneja el territorio? Son muchos los países que históricamente reclaman la...

Dos años de guerra con Ucrania, sanciones económicas y reconversiones comerciales, ¿cómo está Rusia...

Se cumplen dos años del comienzo de la guerra con Ucrania. El gobierno de Vladimir Putin atravesó grandes cambios, internos y en las relaciones...

Contenido mas reciente

F-16, F-35 y Saab 39 Gripen: últimas incorporaciones que sacuden el mundo de las Fuerzas Aéreas

En medio de las negociaciones para expandir la OTAN, Grecia, Hungría y Turquía adquirieron...

Argentina y su desarrollo nuclear: ya está listo un componente clave del futuro reactor RA-10

El tanque reflector del RA-10, fabricado por INVAP, llegará el próximo martes al Centro...

¿Qué son los Deepfakes y cuál es el rol de la Inteligencia Artificial en todo esto?

Los deepfakes y las fake news avanzan y desafían a los expertos en ciberseguridad. ¿Cuál es el rol de la inteligencia Artificial?

Dos años de guerra con Ucrania, sanciones económicas y reconversiones comerciales, ¿cómo está Rusia hoy?

Se cumplen dos años del comienzo de la guerra con Ucrania. El gobierno de...

Contenido Relacionado