La cuarta emisión del bono YPF para pequeños inversores culminó con la colocación de más de 173 millones de pesos, lo que “superó las expectativas” de la empresa, según se informó en un comunicado.

El bono de YPF se consolidó como una herramienta de inversión productiva atractiva para los pequeños y medianos ahorristas argentinos. En sus cuatro emisiones, recibió 850 millones de pesos por parte de 41.500 ahorristas.Por cuarta vez, los argentinos volvieron a confiar sus ahorros a la producción. En esta colocación, que al igual que las anteriores rinde un 19% anual, participaron más de 6.500 inversores, de los cuales el 61,2% generó órdenes por menos de 10.000 pesos. Sumada a las tres emisiones anteriores, la compañía ha recibido 850 millones de pesos por parte de 41.500 ahorristas.