La petrolera argentina espera concluir en julio un acuerdo con la estadounidense Chevron para invertir hasta 1.500 millones de dólares en el desarrollo de hidrocarburos no convencionales depositados en la formación Vaca Muerta.

YPF está a la caza de inversiones privadas por 4.500 millones de dólares para financiar parte de los 32.600 millones de dólares que necesita en los próximos cinco años para levantar su producción de hidrocarburos. En diciembre, YPF y Chevron suscribieron una carta de intención para una asociación. “El cierre de la transacción se espera que ocurra durante julio de este año y está sujeto a documentación definitiva, cuestiones regulatorias y las ratificaciones de los respectivos Directorios de ambas compañías”, dijo YPF en una nota.

El encuentro entre los líderes de ambas empresas “sirvió para continuar avanzando en los términos y condiciones comerciales para la inversión por parte de Chevron de hasta 1.500 millones de dólares en el primer piloto de desarrollo masivo de hidrocarburos no convencionales”, agregó.

YPF busca recursos para desarrollar parte de los gigantescos campos con crudo y gas natural no convencionales de Argentina, de modo que el país reduzca sus millonarias importaciones energéticas.

El acuerdo bajo negociación establece que YPF cederá a Chevron el 50 por ciento de sus derechos sobre las áreas de “Loma de la Lata Norte” y “Loma Campana”, que se extienden por 290 kilómetros cuadrados en la sureña provincia de Neuquén.

La formación Vaca Muerta albergaría uno de los mayores depósitos de recursos no convencionales del mundo, según estudios privados.