El dirigente opositor Leopoldo López levantó una huelga de hambre que mantenía desde hace un mes, después de que la CNE conovocara a elecciones para el 6 de diciembre.

leopoldo

López, de 44 años, inició la protesta a mediados de mayo reclamando, entre otras cosas, que el ente electoral hiciera pública la fecha de unas esperadas elecciones parlamentarias, lo cual sucedió el lunes.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció que el 6 de diciembre de este año se celebrarán los comicios, donde la oposición parte como favorita según sondeos.

“Asumimos esta protesta no para morir, sino para que todos los venezolanos podamos vivir dignamente. Levantemos la huelga, pero la lucha continúa”, pidió López a decenas de jóvenes que se mantienen en ayunas en una carta leída por su esposa, Lilian Tintori.

El político, que perdió más de 15 kilos por la medida de presión, expresó en su cuenta de Twitter @leopoldolopez estar “agradecido con todos los venezolanos y todas las instituciones preocupadas por nuestra salud”. “Me recuperaré y seguiré luchando por una mejor Venezuela”, enfatizó López, que está preso desde el año pasado.

A la par con López, el ex alcalde Daniel Ceballos también realizó una huelga de hambre que se extendió por 20 días exigiendo, entre otras cosas, la liberación de los que considera “presos políticos” del Gobierno de Nicolás Maduro.

La oposición venezolana y algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) aseguran que en Venezuela existen decenas de “presos políticos”, pero el Gobierno de Maduro, usando una frase del fallecido Hugo Chávez, sostiene que son “políticos presos”.

Fuente: Reuters Latinoamérica