Tras reunirse con el titular del Foreign Office británico, William Hague, el presidente Turchynov denunció “la violación de la soberanía” de su país por parte de Rusia.

Turchynov calificó de “inaceptable” la presencia de fuerzas militares rusas en Crimea y manifestó que Ucrania tomará las medidas necesarias para “frenar” la “violación de su soberanía”. “Nos hemos visto forzados a movilizar todos los recursos disponibles para hacer frente a las acciones ilegales en nuestro territorio”, enfatizó. Por su parte, de visita en Kiev, el ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, aseuguró que “el mundo no dejará sola a Ucrania”.