El presidente de la Federación Rusa solicitó a EE.UU. que muestre las pruebas sobre el presunto uso de armas químicas por parte de las tropas gubernamentales sirias.

“Si ellos [EE.UU.] dicen que las fuerzas gubernamentales han utilizado armas de destrucción masiva -en este caso químicas- y dicen que tienen esas pruebas, que las presenten ante los inspectores de la ONU y el Consejo de Seguridad. Que digan que tienen esas pruebas, pero que son secretas y no las pueden presentar a nadie no resiste ninguna crítica. Esto sencillamente es una falta de respeto a sus socios y participantes de las relaciones internacionales. Si hay pruebas, entonces deben ser presentadas. Si no se presentan, es que no las hay”,  dijo Vladimir Putin. “Decir que el gobierno sirio ha usado armas químicas en su actual situación es una completa tontería”, dijo.

“El ejército del Gobierno sirio avanza, y los así llamados ‘rebeldes’ están en una situación difícil, ya que pierden terreno. Ellos no tienen las armas con las que cuentan las tropas del Gobierno”, dijo Putin y subrayó que, lógicamente, “los patrocinadores de los así llamados rebeldes y los que están detrás de estos patrocinadores” lo que hacen es “ayudarlos militarmente” en su lucha contra Damasco.

“Me dirijo a Obama, ganador del Premio Nobel de la Paz: Hay que pensar en las futuras víctimas en Siria”, declaró el presidente ruso.  Putin considera que “antes de tomar la decisión de lanzar los ataques contra Siria, EE.UU. debería pensar en sus operaciones en distintas regiones del mundo que no han resuelto los problemas”.  Por último, refiriéndose al veto del Parlamento británico, aseguró todavía “hay gente con sentido común”.

Fuente: RT (Russia Today)