Según la sentencia dictada ayer por un juez de Bogotá, “Llanos”, que fue capturado a principios de este año en Venezuela y días después fue entregado a las autoridades colombianas, “detenía, torturaba, asesinaba y desaparecía a las víctimas”, cuyos cuerpos se presume estarían enterrados “en fosas comunes”.

La resolución añade que el ex jefe paramilitar tendrá que pagar una multa de casi un millón de dólarespor los delitos de “homicidio agravado, desaparición forzada, tortura contra persona protegida”

Llanos y su hermano Orlando, también capturado en febrero, son señalados de ser los creadores de un grupo de más de 1.500 hombres denominado Autodefensas Campesinas del Casanare o “Buitragueños” y de ser presuntos aliados del narcotráfico en el este del país.

Fuente: Reuters