El directorio de Petrobras rechazó las propuestas recibidas para comprar sus activos en Argentina y decidió no aprobar las ventas. La compañía brasileña aclaró que esta decisión no altera sus objetivos de desinversión en nuestro país.

Medios de comunicación argentinos reportaron este mes que Petrobras había acordado la venta de un 51 por ciento de los activos de Petrobras Argentina a la petrolera local Oil Combustibles. Sin embargo, el 14 de mayo la presidenta de Petrobras, Maria das Graças Foster, dijo a senadores brasileños que la petrolera aún no había tomado una decisión sobre su unidad en Argentina. Oil Combustibles hizo a fines del 2012 una oferta no revelada por activos de la filial argentina de Petrobras, que está realizando desinversiones en activos no estratégicos para focalizarse en el desarrollo de sus gigantescas reservas subsal.

El actual plan de desinversiones de Petrobras es de 9.900 millones de dólares. Las desinversiones son clave para la petrolera, que tiene previsto un gasto de capital de 236.000 millones de dólares hasta 2017, en lo que se considera el mayor plan de inversión de una empresa en el mundo. La firma brasileña participa en decenas de proyectos de producción y exploración de petróleo en Argentina y opera también en el área de distribución de combustibles, en la que posee unas 300 gasolineras.

También posee una refinería en Bahía Blanca con una capacidad de producción de 30.000 barriles diarios de petróleo y una participación del 28,5 por ciento en la planta de Refinor, con una capacidad de 26.000 barriles diarios.

Oil Combustibles ya había comprado hace un par de años una refinería de Petrobras en San Lorenzo (provincia de Santa Fe) y una red de 360 estaciones de servicio en todo el país.

Fuente: Reuters