Fuentes cercanas a la empresa indicaron que la petrolera brasileña planea salir de Perú y ha puesto a la venta sus activos en el país andino, como parte de un plan de desinversiones fuera de Brasil para concentrarse en sus proyectos locales

Seis importantes fuentes del sector empresarial y del Gobierno peruano dijeron a la agencia Reuters que la firma brasileña dejaría el Perú. Tres de ellas informaron que Petrobras está ofreciendo sus lotes 57 y 58, ambos vecinos al rico yacimiento de Camisea en la región del Cusco. Dos de las fuentes dijeron que por el momento no hay una decisión oficial, pero que la empresa camina hacia una salida de Perú y que la venta de sus activos demoraría algunos meses.

“Petrobras se está yendo totalmente del país (…) están ofreciendo sus lotes que tienen cerca de Camisea y otro de petróleo que tiene en el norte”, dijo una fuente empresarial que solicitó no ser identificada. Un representante de la empresa en Brasil no quiso comentar la venta de sus negocios en Perú. “Petrobras no discute de sus planes específicos de ventas de activos y en el caso de una venta solamente la haría pública cuando esté terminada”, dijo un portavoz de la firma en Brasil.

La compañía opera actualmente en el sur de Perú el llamado lote 58, y además tiene una participación de un 46 por ciento en el lote 57, junto con la española Repsol.

La empresa prevé deshacerse de inversiones por unos U$S 14.800 millones en varias partes del mundo hasta el 2016, para concentrarse en la explotación de sus enormes reservas costa afuera en Brasil.