La Casa Blanca canceló el encuentro previsto para septiembre en Moscú, luego de que Rusia diera asilo temporal a Edward Snowden.

La administración de Obama ha expresado reiteradas veces su decepción luego de que Rusia le otorgara asilo por un año al ex contratista de la agencia de inteligencia de Estados Unidos Edward Snowden, rechazando los pedidos de extradición de Washington para que enfrente cargos, incluido el de espionaje.

La Casa Blanca, dijo en un comunicado que valoraba los “logros alcanzados” entre Rusia y Estados Unidos, pero citó una “falta de progreso” en otros asuntos, “como la defensa con misiles y el control de armas, las relaciones comerciales, los temas de seguridad global y de derechos humanos y de la sociedad civil”. “La decepcionante decisión de Rusia de brindar asilo temporal a Edward Snowden también fue un factor que consideramos en la evaluación del estado actual de nuestra relación bilateral”, indicó el comunicado.

El presidente estadounidense confirmó que iría a la reunión del G-20 en la ciudad rusa de San Petersburgo, aunque manifestó que estaba “decepcionado” por la decisión de Moscú respecto a Snowden. El senador Charles Schumer elogió la decisión de Obama de cancelar el encuentro bilateral con Putin. “El presidente claramente tomó la decisión correcta. El presidente Putin está actuando como un matón escolar y no se merece el respeto que le hubiera otorgado una cumbre bilateral”, indicó el senador demócrata por Nueva York en un comunicado.

Fuente: Reuters