Corea del Norte planes reiniciará las actividades de un reactor nuclear inactivo desde el 2007, capaz de producir bombas nucleares, aunque enfatizó que estaba buscando capacidad disuasiva.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo que la crisis en Corea del Norte había ido demasiado lejos e instó al diálogo y a la negociación para resolver la situación. “Las amenazas nucleares no son un juego. La retórica agresiva y el posicionamiento militar sólo generan reacciones y alimentan el temor y la inestabilidad”, dijo Ban en una conferencia de prensa en Andorra, donde se encuentra de visita. El Pentágono, en tanto, dijo que otro destructor con misiles teledirigidos se había posicionado en el Pacífico occidental para ayudar con la defensa antimisiles, mientras aumentan las tensiones con Corea del Norte.

La crisis se desató después de que Estados Unidos impuso sanciones a Corea del Norte por realizar un ensayo nuclear en febrero y de que fuerzas estadounidenses y surcoreanas realizaron ejercicios militares que el Gobierno norcoreano consideró “hostiles”. Posteriormente, Corea del Norte amenazó con un ataque nuclear a Estados Unidos, con lanzar misiles contra sus bases en el Pacífico y con una guerra a Corea del Sur, lo que llevó a Washington a incrementar sus fuerzas en la región.

Corea del Norte, uno de los estados más aislados e impredecibles del mundo, llevó a cabo su tercer ensayo nuclear desde el 2006, pero se cree que aún le faltan años para desarrollar armas nucleares, aunque afirma tener otros elementos disuasivos.

Fuente: Reuters