Se trata de Portezuelo Minas, cuya concesión había sido caducada en 2012 en pleno conflicto con Repsol.  La Provincia decidió confirmar la medida y trasladar la operación del área a la empresa estatal Gas & Petróleo del Neuquén (G&P).

El decreto 1402, publicado en el último Boletín Oficial de la Provincia, advierte que la petrolera había manifestado que tenía previsto proceder a la reparación de dos pozos productores de gas en las formaciones Lotena, Lajas, Molles y otras tareas, con una inversión de dos millones de dólares. De acuerdo a los resultados obtenidos, YPF preveía ocho pozos nuevos y cinco reparaciones por un monto de 23 millones de dólares. En base a inspecciones realizadas el 21 de marzo y el 13 de junio de 2013, “en el área no se han realizado las tareas de mejoras sugeridas desde noviembre 2012” y dos pozos allí perforados “no registran producción”.

Fuente: Diario “Río Negro”