La medida, publicada en el Boletín Oficial, fue adoptada por la Secretaría de Energía y afecta a las empresas Borders & Southern, Desire Petroleum, Argos Resources y Falkland Oil and Gas, que quedaron inhabilitadas por un plazo de 20 años para operar en nuestro país.

La Secretaría de Energía adoptó la decisión en función de las actividades que las cuatro compañías petroleras realizar “en la Plataforma Continental Argentina, en zonas próximas a las Islas Malvinas, sin haber obtenido la habilitación”. En los considerados de la resolución se expresa que las cuatro empresas, todas con sede en Londres, violaron las la ley argentina de exploración y explotación de hidrocarburos al realizar actividades en este sector sin la debida autorización de Argentina. Las petroleras, se indica, “usufructúan una ilegítima licencia para explorar hidrocarburos en zonas próximas a las islas Malvinas, otorgada por el Gobierno ilegítimo que impera en dichas Islas”.

Según el Gobierno argentino, esta situación fue comunicada a las petroleras mediante notas enviadas por la Secretaria de Energía en marzo de 2012. Allí Argentina comunicó el “firme propósito del Gobierno de poner en marcha todas las acciones legales, judiciales o administrativas a su alcance en defensa de sus derechos” y que con su accionar las empresas se exponían “a las sanciones que en cada ámbito correspondiera”. En mayo de 2012, la Secretaría de Energía ya había declarado “ilegales y clandestinas” las actividades de estas compañías en aguas cercanas a Malvinas.

Fuente: EFE