“Ratifico desde Colombia se conspira contra nuestra Patria, la derecha ha coordinado nuevamente que grupos asesinos venga a nuestra Patria”, aseguró el presidente de Venezuela.

El presidente venezolano se refirió de este modo al anuncio por el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, que informó ante la prensa la detención de dos bandas de presuntos paramilitares “muy conocidas” en Colombia por su alto nivel de criminalidad. El ministro sugirió también que los detenidos podrían poseer conexiones con “la extrema derecha venezolana” y que la presencia en Venezuela de estos grupos podría “ser parte de un plan que está orquestándose” desde Colombia.

“Nos llama poderosamente la atención y nos crea la suspicacia de qué conexiones políticas puedan tener estos señores con elementos de la extrema derecha venezolana”, afirmó el ministro. “No nos extrañaría que viniesen dentro de esos planes que hemos denunciado constantemente de querer atentar contra la vida del presidente de la República o cualquier otro dignatario del Estado venezolano”, añadió.

Al explicar los detalles de las detenciones, Rodríguez Torres indicó que el primer grupo está vinculado con la banda de origen paramilitar Los Rastrojos y el segundo respondería al también colombiano “Chepe Barrera”. Mientras, habría una tercera banda que podría encontrarse en la capital del país para cumplir con el objetivo, que los propios detenidos dijeron desconocer.

Rodríguez Torres precisó que al primer grupo, conformado por seis personas y capturado en el estado Táchira, en la frontera con Colombia, se le incautó un fusil AK47, dos pistolas, un revolver, una escopeta, dos granadas y munición.

Al segundo, formado por tres miembros y capturado en Guanare, en el occidental estado de Portuguesa, se le incautó un fusil bushmaster, cartuchos, una pistola y uniformes militares con toda la simbología del ejercito venezolano.

Las acusaciones contra Colombia amenazan con tensar aún más unas relaciones que ya vienen sufriendo un enfriamiento después de que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, recibiera el mes pasado al líder de la oposición venezolana Henrique Capriles, quien no reconoce a Maduro como presidente.

En esa ocasión, Maduro acusó a Colombia de estar detrás de una conspiración contra Venezuela, lo que fue considerado por Santos como “descabellado”.

Fuente: EFE