Vladimir Putin reconoció que Edward Snowden, el extécnico de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU., se encuentra en el aeropuerto de Moscú como “pasajero en tránsito”.

Putin, que aprovechó un viaje oficial a Finlandia para poner fin al misterio, descartó la entrega a Estados Unidos del exanalista acusado de espionaje y reclamado por Washington, al no existir, dijo, un tratado bilateral de extradición entre ambos países. “Solo podemos entregar a ciudadanos extranjeros a aquellos países con los que tenemos los correspondientes tratados de extradición de criminales. (…) Con EE.UU. no tenemos tal tratado”, subrayó en una rueda de prensa en la ciudad finlandesa de Turku.

Dio así al traste con las esperanzas expresadas poco antes por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que en una rueda de prensa en la ciudad saudí de Yeda reiteró la petición a Rusia para que entregue a Snowden.

Ante el más que probable conflicto con Estados Unidos, Putin expresó su confianza de que este asunto no afecte a las relaciones ruso-estadounidenses. “Espero que esto no se refleje de ninguna manera en el carácter práctico de nuestras relaciones con EEUU. Confío en que nuestros socios lo entiendan”, apuntó el líder ruso.

Fuente: EFE