La Unión Europea suspendió algunas de las sanciones económicas impuestas a Irán, siguiendo el plan de acción acordado entre Teherán y el Grupo 5+1, a cambio del congelamiento parcial del programa nuclear.

Los ministros europeos de Exteriores de la UE aprobaron esta decisión en el Consejo que celebran en Bruselas, tras recibir del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) la constatación de que Irán ha suspendido la producción de uranio enriquecido al 20 %, una de las condiciones del acuerdo alcanzado entre las partes el 24 de noviembre en Ginebra, informaron fuentes comunitarias.

No obstante, la UE aún mantendrá medidas restrictivas como el embargo de armas o la lista de personas y entidades a las que se les ha vetado viajar a la UE o congelado sus bienes en territorio comunitario. Este lunes ha entrado en vigor el pacto suscrito por el Grupo 5+1 y la República Islámica. Los ministros europeos ratificaron así una decisión tomada ya a nivel de embajadores la semana pasada y que sólo estaba pendiente del dictamen del OIEA.