El jefe de la organización de energía nuclear iraní aseguró que su país seguirá adelante con su programa de enriquecimiento de uranio tras la asunción del nuevo presidente.

Fereydoun Abbasi-Davani, jefe de la Organización de Energía Atómica de la República Islámica, dijo que la producción de combustible nuclear “continuará en línea con nuestras metas declaradas. El enriquecimiento ligado a la producción de combustible tampoco cambiará”, dijo el funcionario. Hablando a través de un intérprete a periodistas en una conferencia de energía nuclear en San Petersburgo, el funcionario dijo que el trabajo en las instalaciones subterráneas Fordow en Irán también continuaría, a pesar de las objeciones de las potencias occidentales.

Irán dice que está enriqueciendo uranio para alimentar una red planeada de plantas de energía nuclear. Pero el uranio enriquecido también puede proporcionar material potencial para bombas nucleares si se lo procesa a un nivel más elevado, lo que, según Occidente, podría ser la meta de Irán.

La elección del presidente Hassan Rouhani generó esperanzas de una resolución a la disputa nuclear, después de que prometiera una aproximación menos confrontativa en las relaciones exteriores de Irán que su predecesor Mahmoud Ahmadinejad. Como negociador nuclear entre 2003 y 2005 Rouhani alcanzó un acuerdo con países europeos bajo el cual Irán suspendió temporalmente las actividades de enriquecimiento de uranio.

Fuente: Reuters