El Ministerio de Planificación Federal completó el tramite de firma de contratos de construcción, operación y mantenimiento de la central “Vuelta de Obligado”, un ciclo combinado de 800 MW, que se emplazará en la localidad santafesina de Timbúes.

La empresa ejecutora de la obra -Central Vuelta de Obligado S.A. (CVSA)- está conformada por General Electric, Duro Felguera y la pyme de capitales argentinos Fainser. Su construcción demandará una inversión de más de 700 millones de dólares.  La obra se levantará junto a la central termoeléctrica de ciclo combinado “José de San Martín”, inauguarda en 2008.
El plazo de ejecución se ha establecido en 32 meses, estando previsto que la central entre inicialmente en operación en ciclo abierto, es decir, sólo con las turbinas de gas, para un año después operar de forma definitiva en ciclo combinado con la puesta en marcha de la turbina de vapor.