El Senado aprobó un acuerdo de último minuto para acabar con la parálisis parcial del Gobierno y evitar que la mayor economía del mundo cayera en una histórica cesación pagos.

   

La propuesta del Senado eleva el techo de endeudamiento hasta el 7 de febrero de 2014 y desbloquea el presupuesto federal para reabrir la Administración hasta el 15 de enero, dando tiempo a que el Congreso inicie un debate sobre el gasto y reducción del déficit. Un comité bipartidista y bicameral se encargará de negociar un acuerdo presupuestario a largo plazo, que deberá ser presentado en diciembre.