El gobierno bonaerense anunció que la distribuidora de electricidad EDELAP aumentará sus tarifas desde diciembre y enviará las facturas con una frecuencia mensual a los clientes, que están distribuidos en las localidades de La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena, Punta Indio y Verónica.
Los aumentos se ubicarán entre los 4 y los 7 pesos para la mayoría de los usuarios domiciliarios de consumo bajo y medio, y de hasta 12 para comerciantes e industriales pequeños y medianos, se informó a la prensa.

El incremento de tarifas y el cambio en la metodología de facturación -en un intento por combatir la inflación mensual- se producen después de que la compañía reportara pérdidas mayores a patrimonio neto, en un comunicado enviado la semana pasada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Dejando en evidencia la compleja situación financiera por la que transita, EDELAP informó que en los primeros nueve meses del año registró un saldo comercial negativo de 190.251.000 pesos, mientras que al 30 de septiembre de 2012 su patrimonio neto ascendía a $ 108,9 millones.

Según precisó la firma, este aumento de tarifas para quienes consumen hasta 150 kilovatios (kw) será de 1,60 pesos; de 151 a 325 kw, 4 pesos; de 326 a 400 kw, 7 pesos; de 401 a 450 kw, 9 pesos; y de 451 a 500, 12 pesos.

Voceros de EDELAP precisaron que el 92% de los usuarios de la compañía consume entre 250 y 300 kw mensuales, es decir, un gasto de $ 30 por mes, por lo que van a percibir un aumento de $ 4 (adicionales) a partir de la nueva facturación distribuida en los partidos bonaerenses de La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Verónica.

Se trata de la segunda medida tarifaria -adoptada por decreto- que anuncia la distribuidora después de dejar de depender del Estado nacional y pasar a la órbita de la Provincia en noviembre de 2011.

En 1992 había sido aprobado el contrato que le otorgaba al Estado Nacional la Concesión del Servicio Público de Distribución y Comercialización de Energía Eléctrica.

La nueva decisión de aumento tarifario fue anunciada en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires y contempla aumentos y cambios en la facturación del servicio.

Desde el Ministerio de Infraestructura de la provincia explicaron que los ajustes tarifaron se sustentan en un “incremento del consumo y los costos para sostener el sistema”.

El anterior incremento dispuesto para los beneficiarios de EDELAP fue en julio pasado, cunado se aplicó una suba promedio del 20 por ciento.

En ese momento, el aumento en las tarifas de luz generó una enérgica reacción de parte del gobierno nacional, en especial, del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien cuestionó la decisión del gobernador Daniel Scioli.

“Las provincias que aumenten las tarifas sufrirán un descuento, de la misma proporción que el incremento que apliquen, en los subsidios a la generación eléctrica que les otorga la Nación”, advirtió el funcionario.

Fuente: Noticias Argentinas