El ministro de Economía croata, Ivan Vrdoljak, declaró que importantes yacimientos del petróleo y el gas descubiertos en la plataforma marítima del Adriático permiten a Croacia transformarse en “una pequeña Noruega”.

El ministro hizo esta declaración optimista tras visitar en el puerto de Split el buque noruego Seabird Northern Explorer que durante cinco meses se dedicó a recoger datos sísmicos en la plataforma continental croata del Adriático. Vrdoljak subrayó que es prematuro hablar de cifras concretas aunque los primeros resultados impresionaron a las petroleras internacionales. Una veintena de empresas ya expresaron interés por las potenciales reservas croatas de hidrocarburos. De 2015 a 2019, Croacia podría recibir una inversión de centenares de millones de dólares, según el ministro. En la actualidad, Croacia importa un 85% del crudo y hasta un 40% del gas para consumo interno. “Croacia tiene la oportunidad de convertirse en uno de los pocos países europeos con más petróleo y gas de los que necesita”, manifestó Vrdoljak.