El Parlamento dio vía libre al rescate de la Unión Europea, incluyendo provisiones para imponer pérdidas sustanciales sobre ahorristas y la reducción de uno de los bancos más grandes de la isla.

Con una ajustadísima mayoría, 29 legisladores aprobaron la ratificación del rescate, mientras que 27 se opusieron. El Gobierno había advertido que sin esa aprobación, la economía estaba en peligro inminente de caer en una cesación de pagos. Se espera que Chipre obtenga en mayo el primer desembolso de un total de 10.000 millones de euros (13.100 millones de dólares) en ayuda de parte de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fuente: Reuters