El Tribunal Popular Intermedio de Jinan anunció la sentencia contra el ex jerarca del Partido Comunista de China.

Bo Xilai ha sido sentenciado a cadena perpetua, confiscación de todos sus activos personales y privación de los derechos políticos de por vida. Su villa francesa también será confiscada.

El tribunal declaró culpable a Bo de aceptar sobornos por 20 millones 400 mil yuanes, malversación de otros cinco millones de yuanes y abuso de poder.

Según el veredicto, Bo Xilai perjudicó los intereses del país y el pueblo chinos. Además, mantiene que Bo puede apelar al Tribunal Popular Supremo de Shandong, si no acepta la sentencia.

Fuente: Agencia Xinhua