El diplomático brasileño Roberto Azevedo será el próximo director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), cargo en el que sucederá al francés Pascal Lamy.

Azevedo, quien superó al ex ministro mexicano de comercio Herminio Blanco en la definición de una competencia en tres rondas, será el primer latinoamericano en encabezar la organización desde su creación en 1995. Fuentes involucradas en el proceso dijeron que la candidatura de Blanco fue ayudada al conseguir, por un estrecho margen, el apoyo de la Unión Europea (UE) -aunque el bloque aclaró que le daría su apoyo a cualquiera de los candidatos-, lo que le dio a Azevedo un mayor apoyo entre los 159 miembros de la OMC.

El resultado de la competencia, que se desarrolló durante seis meses y en la que participaron nueve candidatos -el mayor número en la historia de la OMC- será anunciado formalmente el miércoles. Azevedo sería confirmado como ganador en una reunión el 14 de mayo. El diplomático asumirá la dirección de la OMC de manos de Lamy a partir del 1 de septiembre y casi inmediatamente vivirá una prueba de fuego: la reunión ministerial bianual de la organización, que se realizará en diciembre en Bali.

La OMC, que tiene su sede en Ginebra, enfrenta dificultades para alinear un acuerdo para Bali, pese a que redujo en gran medida sus ambiciones tras el fracaso en sus esfuerzos por 10 años para concluir las rondas de Doha de negociaciones, que buscaban liberalizar el comercio.

El objetivo del acuerdo de Bali es reducir la burocracia para estandarizar los procedimientos aduaneros, lo que podría impulsar la economía mundial en billones de dólares, e introducir nueva normativa para la promoción de la seguridad en los alimentos y para entregar concesiones a países más pobres.

Fuente: Reuters