En diálogo con DEF, el titular de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Fernando Peláez, se mostró optimista respecto de la solución del problema que enfrenta actualmente el sector, con exportaciones paralizadas y un precio interno que hoy no permite cubrir los costos de producción.

Al referirse al impacto del aumento de las retenciones del biodiesel al 24,2%, Peláez aclaró que al momento de adoptarse la decisión por parte del Gobierno, las operaciones de exportación estaban frenadas. El motivo es una serie de medidas adoptadas por España y otros socios de la Unión Europea (UE) que restringen el ingreso del producto argentino al mercado comunitario. “Prácticamente no se ha concretado ninguna operación en los últimos dos meses”, señaló.

Respecto del precio interno, el presidente de Carbio calificó de “razonable” la decisión del Gobierno de fijar ese valor en paridad con el precio de exportación. Sin embargo, la brusca caída de las ventas externas hizo que los precios para la exportación estuvieran demasiado y hoy, con un precio interno de 4400 pesos la tonelada, no se alcanza a “cubrir los costos de producción”. De todas formas, se mostró confiado en encontrar una pronta solución en conjunto con el grupo de trabajo conformado por el Ministerio de Industria y las Secretarías de Comercio, Energía y Política Económica, esta última conducida por Axel Kicillof.