El exprimer ministro italiano fue condenado a siete años de prisión e inhabilitación perpetua para el ejercicio de cargos públicos.

Las tres juezas del Tribunal de Milán que ha juzgado en primera instancia a Silvio Berlusconi dictaron una condena para el exprimer ministro italiano superior a los seis años de prisión que había solicitado la fiscal, Ilda Boccassini, y ordenaron además la confiscación definitiva de los bienes derivados del caso Ruby, en el que se le juzgó por abuso de poder e incitación a la prostitución de menores.

Las primeras reacciones de la fuerza política de Berlusconi, el Partido del Pueblo de la Libertad (PDL), fueron de rechazo al fallo. El actual secretario del PDL y viceprimer ministro, Angelino Alfano, manifestó “la profunda amargura y el inmenso dolor de todo el Pueblo de la Libertad por una sentencia contraria al sentido de la justicia y al sentido común”. Por su parte, el jefe de bancada Renato Brunetta dijo que los magistrados buscaron “asesinar moralmente” a Berlusconi; mientras que el ex presidente de la región Véneto y actual parlamentario, Giancarlo Galan, calificó la sentencia de “vergonzosa” y “absurda”.

Desde el Partido Democrático (PD) del actual primer ministro, Enrico Letta, el presidente del Foro Justicia de esa agrupación política, Danilo Leva, llamó a “respetar” la sentencia del Tribunal y definió como “inaceptables” los comentarios de exponentes del PDL -socios en el gobierno con el PD-, a los cuales invitó a “bajar el tono” y adoptar “una actitud más seria y respetuosa de los poderes constitucionales”.

La gran incógnita es qué sucederá con la mayoría parlamentaria que hoy sostiene a Letta, cuyo gobierno descansa sobre las espaldas de una “gran coalición” entre el PDL y el PD, que se vieron forzados por las circunstancias a una difícil convivencia. La condena de Berlusconi se suma a las divergencia en torno al aumento del IVA y a la abolición del impuesto a la primera casa (IMU), que han venido generando un clima de desconfianza que pone en riesgo la estabilidad política del país.