La Secretaría de Comercio Interior aprobó la adquisición que hizo la petrolera Bridas de la refinería de Campana y demás activos de refinación, comercialización y distribución de combustibles de Esso en el país.

La decisión, tomada a través de la Resolución 82/2012, habilita el proceso de terminación (closing) de la operación  iniciada por Bridas y ExxonMobil un año atrás y la consiguiente transferencia de la operación en Argentina, Paraguay y Uruguay al equipo de Bridas.

A través de un comunicado de prensa, la petrolera anunció que  invertirá $3.700 millones para aumentar la producción de combustibles y que seguirá usando la marca ESSO en todas las estaciones de servicio durante los próximos años.

A partir de la toma de control, Bridas desarrollará un proyecto de ampliación de la Refinería de Campana. Esta ampliación aumentará en 60% la capacidad de producción de gasoil y en 50% la producción de naftas.

En este proceso de transferencia de la operación, Bridas se hará cargo del personal de la ex ESSO e incorporará adicionalmente el desarrollo local de procesos que hasta el presente se realizaban en el exterior.

Bridas es una empresa que, desde marzo de 2010, integran en partes iguales Bridas Energy y la firma china CNOOC.