La Argentina cuenta con una de las plataformas continentales más extensas y ricas del mundo. Es el séptimo país del mundo en cuanto a su superficie y el cuarto del continente americano, después de Canadá, EE.UU. y Brasil.

Con sus 3.761.274 kilómetros cuadrados, de los cuales 2.791.810 corresponden al continente americano y 969.464, al continente antártico (incluidas las islas Orcadas del Sur) y las islas australes (Georgias del Sur y Sándwich del Sur), la República Argentina es el séptimo país del mundo en cuanto a su superficie y el cuarto del continente americano, después de Canadá, Estados Unidos y Brasil.

Su plataforma continental -que según lo establecido por la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 comprende “el lecho y el subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá de su mar territorial y a todo lo largo de la prolongación natural de su territorio hasta el borde exterior del margen continental, o bien hasta una distancia de 200 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial, en los casos en que el borde exterior del margen continental no llegue a esa distancia”- abarca alrededor de 4 millones de kilómetros cuadrados sobre los que la República Argentina ejerce soberanía, tanto para la exploración como la explotación de sus recursos naturales.

Esta superficie puede ampliarse gracias a otra disposición de la Convemar –convención que entró en vigor el 16 de noviembre de 1994 a nivel mundial y el 31 de diciembre de 1995 en Argentina- que permite extender el límite exterior en el caso de los estados cuya plataforma continental exceda las 200 millas marinas, dicho de otra manera de acuerdo con su realidad física o sus prolongaciones naturales, fundamentalmente prolongaciones geológicas.

Para lograr que esta extensión sea aceptada es necesario que se presenten ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental –organismo técnico integrado por geofísicos, geólogos, oceanógrafos e hidrólogos- estudios que avalen el pedido a través de información científica.

Para poder elaborar la propuesta que fue presentada en 2009, la Argentina creó en 1997 la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental – conocida como Copla-, organismo interministerial presidido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto e integrada por un representante del Ministerio de Economía y otro del Servicio de Hidrografía Naval del Ministerio de Defensa.

Dos puntos de análisis

Al estudiar la plataforma continental, se pueden tomar dos puntos de vista: el estudio del relieve del terreno (su geomorfología) o el aspecto jurídico. En el primero de los casos se analiza la extensión submarina del territorio cuya profundidad promedio es de 200 metros. En el segundo, el consagrado por la CONVEMAR, se determina el espacio sobre el cual los estados ejercen su soberanía. La convención establece para la fijación del límite exterior dos criterios: la distancia -60 millas náuticas a partir del pie del talud- y el espesor sedimentario y autoriza a los Estados a aplicar la fórmula que le resulte más conveniente. Esto no significa, sin embargo, que los países puedan reclamar ilimitadamente y para evitarlo, la CONVEMAR en su artículo 76 impone restricciones a los reclamos.

Reclamo argentino

Después de recopilar y analizar datos y realizar estudios batimétricos y geodésicos a través de campañas oceanográficas y terrestres con el apoyo de diversos organismos, universidades y centros de investigación, el 21 de abril de 2009 la Argentina –cumpliendo con los plazos estipulados- presentó los informes elaborados ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental a fin de poder establecer definitivamente su extensión geográfica. Como las presentaciones no son cerradas y es factible agregar nuevos informes, en agosto de 2012 nuestro país realizó una nueva presentación en la cual incluye a las islas Malvinas, usurpadas por el Reino Unido, “reafirmando, una vez más, su soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y sobre la Antártida Argentina”, según informó la Cancillería en un comunicado. En el caso de que sean aceptados los reclamos de nuestro país, la República Argentina sumaría alrededor de un millón más de kilómetros cuadrados a los cuatro que ya tiene su plataforma actual.

Recursos

La plataforma continental es una zona de enorme riqueza económica donde se desarrolla gran parte del recurso pesquero. En el caso de nuestra plataforma, se trata de una región donde confluyen dos corrientes marinas -la de Malvinas que transporta las frías aguas subantárticas, de baja salinidad y ricas en nutrientes, hasta su confluencia con la corriente de Brasil, que se desplaza hacia el sur, transportando una corriente cálida y salina- que le dan una gran riqueza biológica con altísima productividad y abundantes recursos pesqueros, importantes tanto por su valor alimenticio como económico.

Cubierta mayormente por sedimentos, es una rica fuente de recursos naturales, entre los que se destacan los minerales e hidrocarburos, que no pueden ser todavía explotados debido a la falta de una tecnología apropiada o bien tan costosa que por el momento no se justifica. Pese a estas limitaciones, es una de las regiones costeras de mayor productividad a nivel global y sustenta actividades fundamentales para la región como el turismo –producto de la presencia de predadores tope como las ballenas o los elefantes marinos- y la pesca, recurso vital que se encuentra seriamente amenazado a raíz de la sobreexplotación.