El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió que pondrá fin a la negociación con las FARC si observa que el diálogo no prospera y, en ese caso, buscará el fin al conflicto por la vía militar.

A un año del final de su primer mandato, Santos declaró que las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para poner fin a cinco décadas de conflicto que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados “van bien”, pero admitió que deberían acelerarse.

“Yo sigo siendo optimista, lo fui desde el primer día, cuando yo vea que esto no tiene futuro, que no hay voluntad en la contraparte, que esto realmente no va para ningún lado, ese día me levanto de la mesa y se terminan las negociaciones”, dijo Santos en una entrevista con la cadena radial Caracol.

“Sigo siendo cautelosamente optimista, entre otras cosas porque para la guerrilla no hay alternativa, si no hace la paz ahora, los deja en tren de por vida, yo creo que un proceso de paz en unos años es muy difícil, entre otras cosas porque la guerrilla se está envejeciendo (…) este es el momento, es ahora o nunca”, agregó.

La negociación con las FARC comenzó en noviembre del 2012 en Cuba y hasta el momento las partes solo han logrado un acuerdo parcial en el tema agrario, mientras actualmente discuten sobre las garantías para que los líderes y militantes del grupo rebelde participen en política.

El Gobierno y la guerrilla -que cuenta con alrededor de 8.000 combatientes- también deberán tratar en el proceso, en el que han mostrado posiciones radicalmente opuestas, el fin del conflicto, el narcotráfico y la compensación de las víctimas.

Aunque al inicio de la negociación el presidente, un economista de 61 años educado en Estados Unidos e Inglaterra, dijo que el proceso debería tardar meses y no años, con lo que se interpretó que la fecha límite sería noviembre del 2013, ahora admitió la posibilidad de que se prolongue más allá.

“Las fechas fatales en estos procesos son inconvenientes, ahí no hay una fecha límite, pero sí lo ideal es que de aquí a noviembre, antes de que yo tenga que resolver si me voy o no a la reelección, hayamos terminado estas conversaciones”, declaró.

Fuente: Reuters