La OTAN ha abierto seis centros de integración de fuerzas en su flanco oriental, en el contexto de la crisis ruso-ucraniana, que le permite aumentar su presencia en el este de Europa.

nato

“Seis unidades de integración de fuerzas de la OTAN han sido activadas para facilitar el rápido despliegue de fuerzas”, informó la Alianza Atlántica en un mensaje de su cuenta de la red social Twitter. Estas unidades se encuentran en Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Rumania, según la OTAN. Son parte de la “determinación de la OTAN de proteger a los aliados contra cualquier amenaza”, según el comunicado. En concreto, los centros de mando responden a “retos en materia de seguridad desde el este y el sur”.

Precisamente, este jueves el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, visitará Vilna, donde se reunirá con la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite; el ministro de Asuntos Exteriores, Linas Linkevicius, y el titular de Defensa, Juozas Olekas. El máximo responsable de la Alianza Atlántica participará en la inauguración de la unidad de integración de fuerzas en Lituania. Cada centro contará con unos 40 personas.

Fuente: EFE

Compartir
Artículo anteriorAlta tensión en Ucrania
Artículo siguienteSin inmunidad