El presidente venezolano convocó a una marcha “por la paz y contra el fascismo”, después de las tres muertes en una movilización de la oposición, y dijo que su país “no es Ucrania”, al aludir a un supuesto plan desestabilizador.

“Se está convocando a una gran marcha de todas las fuerzas sociales y políticas de la revolución bolivariana por la paz y contra el fascismo, así que yo me sumo a la convocatoria, el sábado todo el pueblo a Caracas, vamos a hacer la marcha contra el fascismo, contra la violencia, contra el golpismo”, dijo Maduro.

El presidente dio las declaraciones durante una reunión con su Gabinete que fue transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión en la que señaló que los hechos de violencia de ayer forman parte de un plan que tiene un grupo opositor al que responsabilizó por las muertes y los más de sesenta heridos.

Maduro comparó ese supuesto plan que, según él, tiene como fin derrocarlo con los sucesos violentos que ocurrieron recientemente en Ucrania y que terminaron con la dimisión del Gobierno encabezado por Mikola Azárov, lo que el presidente venezolano aseguró que no le sucederá.

“En Ucrania sucedieron eventos muy graves, Venezuela no es Ucrania, nuestro pueblo es otro pueblo, nuestra Fuerza Armada es otra Fuerza Armada, la historia es otra, aquí estamos haciendo una revolución, con todo el respeto que tenemos por el pueblo y el gobierno de Ucrania”, dijo.

Maduro comentó, sin embargo, que “detrás de los movimientos ucranianos están los mismos financistas que entrenan a esta gente” que lo quiere sacar del Gobierno “organizaciones estadounidenses que viven de su política imperialista de penetrar, controlar el mundo”.

Fuente: EFE