Siria presentó detalles de parte de su arsenal químico a la OPAQ, pero necesita cubrir vacíos para el inicio de una operación rápida de desarme.

“Hemos recibido parte de la verificación y esperamos más”, dijo una portavoz de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), una agencia con el respaldo de Naciones Unidas que supervisará la remoción del arsenal del presidente sirio Bashar al-Assad. La portavoz no dijo qué faltaba en el documento que un diplomático de la ONU describió como “bastante largo”.

Los 41 miembros del consejo ejecutivo del OPAQ tiene previsto reunirse la semana próxima para revisar el inventario de Siria y la implementación de un acuerdo de la semana pasada entre Estados Unidos y Rusia para eliminar todo el arsenal en nueve meses.

El cronograma fue establecido por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, hace una semana en Ginebra, cuando dejaron de lado sus diferencias sobre Siria para llegar a un plan que quita las armas químicas a Assad y elimina la amenaza inmediata de un ataque militar de Washington. El plan fijó un plazo límite del sábado para que Siria entregue un reporte completo de las armas que posee.

Expertos en seguridad dicen que tiene cerca de 1.000 toneladas de gas mostaza, VX y sarín, el agente nervioso que inspectores de la ONU encontraron después de que cientos de personas murieron envenenadas tras ataques con misiles el 21 de agosto a áreas en manos rebeldes.

Fuente: Reuters