Leopoldo López, quien se encontraba prófugo de la Justicia, se entregó a la Guardia Nacional venezolana en Caracas, luego de encabezar una marcha opositora.


El líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, que estuvo en la clandestinidad hasta el martes por una orden de arresto en su contra en medio de las protestas que ya dejaban cuatro muertos, dio un breve discurso y se subió con el puño en alto a una de las tanquetas que vigilaba la marcha opositora. “Mi encarcelamiento vale para el despertar de un pueblo (…) para (que) la mayoría de venezolanos que queremos cambio, podamos construir este cambio, en democracia”, dijo López minutos antes de entrar al vehículo, a donde fue escoltado por un coronel que lo abrazó. Mientras la tanqueta avanzaba lentamente para llevarlo ante la justicia, decenas de miles de seguidores de la oposición marchaban a su alrededor gritando consignas como “Leopoldo amigo, el pueblo está contigo”.

“Quiero agradecer a todos los mensajes de apoyo y solidaridad que me han dado durante los últimos días. Como lo he dicho sigo en Venezuela y seguiré dando la lucha, como es natural me he tomados unos días para pensar con mi familia lo que es lo mejor para estos momentos. Seguiré dando la lucha en las calles y de la mano con el pueblo venezolano. Este próximo martes 18 quiero convocarlos a todos a que caminemos juntos desde Plaza Venezuela, desde donde despertó una llama de esperanza para los venezolanos el pasado #12F, hasta el Ministerio de Interior y Justicia, lugar que se ha convertido en el símbolo de la represión, de la persecución, de las torturas y de las mentiras”, había adelantado Leopoldo López el día anterior.

“Iré allí para dar la cara, yo no tengo nada que temer, no he cometido ningún delito, he sido un venezolano comprometido con nuestro país con nuestro pueblo, con la Constitución y con nuestro futuro. Si hay una decisión de meterme preso, allí estaré”, aseguró.  “Quiero decirle a todos los que nos quieran acompañar, que esta vez vayamos vestidos de blanco para significar nuestro compromiso con la paz, como siempre lo hemos hecho, pacíficamente. Los invitaré a caminar hasta un punto y de allí adelante iré yo solo a entregar estas peticiones al MIJ, no quiero exponer la integridad la vida de ningún compatriota.”

Finalmente López reiteró su “compromiso con la verdad y la justicia”. “Hoy más que nunca asumamos que el futuro nos pertenece, que junto tenemos que construir la ventana de un mejor futuro para nuestros hijos. Estamos del lado correcto de la historia.  Estamos del lado correcto de la justicia y de la verdad”, concluyó.