El informe de los inspectores de la ONU confirma el uso de armas químicas en Siria.  “Los resultados son abrumadores e indiscutibles”, señaló Ban Ki-moon.

Los inspectores consideran probado que el 21 de agosto se utilizaron armas químicas en las afueras de Damasco. Ese ataque provocó numerosas víctimas mortales, la mayoría civiles. Las muestras biomédicas y medioambientales obtenidas en el terreno corroboran de forma objetiva e inequívoca la naturaleza masiva de los ataques y el uso de gas sarín. Además, la Misión pudo entrevistar a 50 supervivientes del ataque y a personal médico. Esos testigos explicaron que las víctimas estaban inconscientes pero no tenían señales externas de violencia. Ban recordó que este ataque constituye un crimen de guerra y una violación grave del Protocolo de 1925 y otras normas de derecho internacional.

Por último, subrayó que la unidad de los miembros del Consejo de Seguridad será crucial y, ante la gravedad de la situación, los urgió a garantizar el cumplimiento del plan para el almacenamiento y destrucción del arsenal químico de Siria.

Fuente: Centro de Noticias – ONU

El informe, en inglés, está disponible en el enlace siguiente:

http://www.un.org/disarmament/content/slideshow/Secretary_General_Report_of_CW_Investigation.pdf