La Comisión Internacional de Comercio de EE.UU. decidió que continúe la investigación del Departamento de Comercio por acusaciones de dumping y subsidios injustos al biodiésel de Argentina e Indonesia, lo que acerca más la aplicación de aranceles punitivos.

La decisión 5-0 sigue a una investigación que inició el Departamento de Comercio en abril luego del reclamo de productores de Estados Unidos que dicen que un alza de las importaciones desde Argentina e Indonesia, a precios que no cubren los costos de producción, está perjudicando su capacidad para elaborar el combustible.

La siguiente etapa de la investigación es que el Departamento de Comercio determine si impone aranceles antidumping preliminares y tarifas para contrarrestar subsidios.

Los futuros de la soja, el grano más usado en la producción de biodiésel en Estados Unidos, escalaron casi un 3 por ciento antes de la votación para luego recortar su avance.

La soja en la Bolsa de Cereales de Chicago para entrega en julio subía al mediodía 0,64 centavos de dólar, a 33,13 centavos por libra, por debajo del máximo de seis semanas de 33,47 centavos que tocó más temprano.

Archer Daniels Midland Co, un importante productor de biodiésel de Estados Unidos, elogió la decisión.

“Los hechos muestran claramente que Argentina e Indonesia están involucradas en prácticas de comercio injustas y confiamos en que se impondrán aranceles cuando se tome la decisión final”, afirmó Ray Bradbury, presidente de biodiésel en ADM, uno de los solicitantes de la investigación por dumping.

Las importaciones de biodiésel en base a soja desde Argentina y de biodiésel en base a aceite de palma desde Indonesia subieron un 464 por ciento entre 2014 y 2016, según el Directorio Nacional de Biodiésel.

Las importaciones de biodiésel en Estados Unidos tocaron un récord de 916 millones de galones (3.500 millones de litros) en 2016, según datos del Gobierno estadounidense.

Fuente: Reuters Latinoamérica