El Consejo de Seguridad dio luz verde a la resolución que advierte a las partes del conflicto sirio contra el uso, desarrollo, producción, adquisición, almacenamiento o traslado de armas químicas.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad una resolución que subraya que ninguna parte del conflicto sirio debe usar, desarrollar, producir, adquirir, almacenar o transferir armas químicas y advierte que si se incumple esa disposición, el órgano impondrá medidas recurriendo al Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas.

Tras la votación, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon describió el texto como histórico y como la primera buena noticia sobre Siria en largo tiempo. “Esta noche la comunicad internacional ha cumplido. Agradezco a los miembros, especialmente a los ministros de exteriores de Rusia y EE.UU.”, dijo el secretario general.

El texto, adoptado por una unanimidad reafirma que la proliferación y utilización de armas químicas constituye una amenaza a la paz y la seguridad internacionales, y enfatiza que cualquier denuncia futura creíble sobre su presunto uso deberá ser investigada.

También apoya la pronta destrucción del arsenal químico sirio por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) y establece que el gobierno debe cooperar tanto con la OPAQ como con la ONU. Asimismo, reafirma su compromiso con la soberanía, independencia e integridad territorial de Siria y subraya que la única solución a la actual crisis es un diálogo incluyente que conlleve a un proceso político.

El Consejo también llama a realizar lo más pronto posible la Conferencia para la Paz en Siria para iniciar la implementación del Comunicado de Ginebra e insta a las partes a comprometerse con el proceso de transición.

Fuente: Centro de Noticias – ONU