Foto: Archivo DEF.

Entrevistado por DEF, el general Aldo Sala, comandante de las Fuerzas de Despliegue Rápido (FDR) da detalles de su funcionamiento. Este tipo de unidades son parte de una tendencia mundial en Defensa. Desde hace un tiempo, el Ejército Argentino tiene la suya, preparada para alistarse y responder rápidamente en caso de ser requerida.

Durante el 2017, DEF visitó las instalaciones de la Fuerza de Despliegue Rápido del Ejército Argentino y dialogó con comandante, el General Aldo Sala, sobre la especificidad de las misiones que llevan adelante.

Cabe señalar que, alrededor del mundo, este tipo de Elementos están integrados por efectivos cuya capacitación y equipamiento los habilita a responder rápidamente ante cualquier contingencia. Por ejemplo, en 2017 la OTAN demostró las capacidades de su Fuerza en el ejercicio denominado Noble Jump. Durante esta actividad, cerca de 4.000 efectivos de ocho países (España, Reino Unido, Estados Unidos, Rumanía, Polonia, Noruega, Holanda y Albania) simularon la neutralización de un enemigo a fin de restablecer una frontera nacional. Se estima que los primeros elementos de la Fuerza de alta disponibilidad de la OTAN deben estar preparados para moverse en 48 horas y, el resto, en una semana, para disuadir una amenaza.

-¿Cómo surge la FDR en el ámbito del Ejército Argentino (EA)?
-Desde mediados de la década de 1990 el EA entendió que resultaría necesario y conveniente disponer de una fuerza preparada para ser empleada en variados ambientes  geográficos y ante distintos tipo de amenazas que requirieran el empleo efectivo del poder militar, con alto grado de alistamiento y capacidad de respuesta, caracterizando a esa fuerza como “de despliegue rápido”.  Desde entonces, hubo varios proyectos con distinto grado de desarrollo, hasta que en 2010, al producirse una modificación en la estructura superior de las Fuerzas Armadas, se establece la existencia de una Gran Unidad de Batalla, de nivel División de Ejército: la actual Fuerza de Despliegue Rápido.

De este modo surgió la FDR y su Comando, el cual tiene solamente seis años de existencia y se encuentra aún en estado de completamiento y desarrollo, al igual que algunos de los elementos que la conforman, como por ejemplo, la Compañía de Comunicaciones de Despliegue Rápido, la Sección de Inteligencia de Despliegue Rápido y otros.

La FDR está concebida como una fuerza de “empleo variable”, lo que conceptualmente significa que pertenece al tipo de fuerzas que tienen que estar en condiciones de ser empleadas en cualquier lugar del territorio nacional a diferencia de las de “empleo regional”, que se capacitan para ser empleadas en un sector acotado y definido.

Es importante recalcar que es una fuerza que está aún en plena etapa de crecimiento y afianzamiento, desarrollando procedimientos y doctrina y completando su equipamiento. Seguimos creciendo.

Foto: Gentileza FDR.

-¿Cuál es el objetivo que persigue la creación de la FDR?

-El objetivo principal es tener una fuerza con un mayor nivel de alistamiento, que permita ser empleada rápidamente ante una situación de crisis o guerra. Cuando hablamos de alistamiento hablamos de la capacidad de apresto, de movilizarse de un lugar a otro para poder ser empleadas con lo que tienen de forma inmediata.

-¿Cuál es el perfil de las FDR?

-Es una fuerza que, por los componentes que tiene, se puede decir que es polivalente. Cuenta, por una parte, con un elemento como la Agrupación de Fuerzas de Operaciones Especiales, integrada básicamente por Compañías de Comandos y de Fuerzas Especiales con funciones muy específicas.  Es importante destacar el tipo de operaciones y misiones para el nivel para el que está pensada esta agrupación y que es servir a los niveles más altos de la conducción militar, estratégica y operativa.

Después tenemos un elemento ligero, como la Brigada Aerotransportada. Se le agregó un elemento a su estructura, el Regimiento de Asalto Aéreo y se adoptaron acciones con el objetivo que la brigada aerotransportada tenga dualidad de especialidades, que la masa de sus elementos pueda ser empleada a través del lanzamiento por paracaídas o través de empleo de aeronaves, o sea en forma aeromóvil o asalto aéreo. Este es un elemento con una rápida velocidad de empleo o de transporte.

Después tenemos un elemento más pesado, con mayor potencia de fuego y choque, como la Brigada Mecanizada. Además esta Brigada tiene la particularidad que, dentro de su organización, se encuentra el núcleo de la Fuerza de Tareas Cruz del Sur. Argentina tiene un convenio con Chile para desarrollar una fuerza para ser empleada en misiones de paz con rápida capacidad de reacción. Esta fuerza tiene un componente terrestre, aéreo y naval; lo que hace al componente terrestre lo aporta la FDR a través de la Brigada.

Foto: Gentileza FDR.

-Además de los ejercicios planificados, ¿hay mayor preparación de sus integrantes?

-Cada uno de ellos, de acuerdo a las características del tipo de elemento al que pertenecen, desarrollan su instrucción dentro de las aptitudes especiales que corresponden. Los de la Brigada Aerotransportada lo hacen como paracaidistas y como combatientes de asalto aéreo.

En lo que hace a los comandos, inicialmente para formar parte de la Agrupación Fuerzas de Operaciones Especiales, primero tienen que hacer el curso comando y luego se capacitan de acuerdo a su rol de combate, algunos hacen cursos de montaña, otros de monte, de buzos, de paracaidismo avanzado o tirador especial.

También participamos de ejercicios combinados y de intercambios con otros países.

-¿En cuánto tiempo deberían desplegarse?

-Esto depende de los planes de empleo, del tipo de misión a cumplir y la magnitud o proporción de la Fuerza a emplear, vale decir, si se emplea a la FDR en su conjunto o solamente a una parte de la misma.

Nosotros hacemos planes de alistamiento y prácticas de apresto para lograr que la respuesta sea en pocas horas, y para ser empleados, inicialmente, por períodos reducidos de tiempo. Luego, si la misión se prolonga, deberá ser desplegado otro tipo de Elementos de apoyo logístico, lo cuál requiere mayor tiempo y esfuerzo.

Hacemos frecuentes ejercitaciones en el gabinete, sobre la carta, y luego lo llevamos parcialmente a ejercitaciones en el terreno para comprobar ahí lo que se planificó. A través de esas ejercitaciones sacamos necesidades de transporte, de abastecimiento, etc., para una determinada operación.

Foto: Gentileza FDR.

-¿Hay diferencia en la preparación y exigencias de acuerdo a las jerarquías?

-En lo que hace a la exigencia física,  en las aptitudes especiales se sigue manteniendo, con pocas variantes a pesar de la jerarquía o grado, porque, por ejemplo, el soldado paracaidista y el comandante de brigada saltan del mismo avión, a la misma altura y por la misma puerta y, por ende,  están sometidos, a similar exigencia física. La velocidad de caída y el golpe contra el piso no hacen  distinción de jerarquía.

-¿El desgaste físico no se siente?

-Si se siente. Por ello uno  se tiene que esforzar para seguir manteniéndose apto para satisfacer las exigencias. Por ello, más allá de continuar con una actividad física importante, todos los años nos sometemos a los exámenes de salud, psicofísicos y a las pruebas de habilitación para poder segur desarrollando la actividad.

-¿Colaboran con las otras FF.AA. o con las de Seguridad?

-Interactuamos. De hecho, es una Fuerza que en gran medida depende, para poder adiestrarse y operar con cierto grado de eficiencia, de la participación de las otras Fuerzas Armadas. Por ejemplo,  la Brigada Aerotransportada para hacer lanzamiento por paracaídas, depende en gran medida del apoyo de las aeronaves  de la Fuerza Aérea. Por otra parte, muchas de las  ejercitaciones y actividades de adiestramiento de las tropas de operaciones especiales  se realizan en forma integrada con la Armada.

En lo que hace a las Fuerzas de Seguridad, interactuamos tanto en actividades de capacitación individual como en algunas ejercitaciones.

-Las otras FF.AA. no cuentan con una FDR, en las actividades integradas ¿pueden lograr trabajar conjuntamente sin inconvenientes?

-Las otras FFAA tienen tropas de operaciones especiales que normalmente interactúan sin inconvenientes.  Como le decía las actividades en las que interactuamos son numerosas y para ellas se encuentran desarrolladas las pautas necesarias para el accionar conjunto, las que establecen procedimientos comunes y responsabilidades específicas.

¿Participan de las asistencias a la población en casos de emergencias?

Lo hacemos frecuentemente. Fundamentalmente con los elementos del Arma de  Ingenieros de la FDR para tareas específicas o con otras tropas para dar apoyo de transporte, alojamiento o asistencia en la emergencia. Hemos hecho puentes de reemplazo en el sur de la provincia de Buenos Aires y en La Pampa. La brigada también estuvo trabajando en las inundaciones en los alrededores de Córdoba y en la provincia de Tucumán.

Existen Fuerzas de alta disponibilidad en otros países de la región, ¿toman cosas de ellos?

Por supuesto que estamos atentos a las tendencias, evoluciones y sacamos experiencias. Independientemente de eso, el Ejército tiene un programa de intercambio con países amigos y se hacen reuniones bilaterales con otros países. Dentro de las ponencias, nosotros exponemos nuestra experiencia en lo que hace a nuestro empleo como fuerza de despliegue rápido y, recibimos también las experiencias de otros países. Son cosas que nos enriquecen. Además de ese trabajo de estados mayores, hay trabajos de intercambios de fracciones. Por ejemplo, vamos a tener la participación de personal de la FDR en un ejercicio de tropas de despliegue rápido en España, tenemos ejercitaciones con tropas de asalto aéreo con Brasil, el Ejercicio yaguareté. También tenemos ejercicios con las tropas paracaidistas de Brasil y de Operaciones Militares de Paz con Chile.

¿Qué representa a usted, en lo profesional,  ser comandante de la FDR?

Es por un lado una enorme responsabilidad y un diario desafío,  que asumo con alegría y entusiasmo,  por la importancia de la misión, la jerarquía de la Fuerza, la calidad de los hombres y mujeres que la conforman y por todo lo que resta por hacer. Por otra parte, es una enorme satisfacción llegar al comando de esta fuerza luego de haber tenido el honor de ser segundo comandante de la Brigada Aerotransportada IV y comandante de la Brigada Mecanizada X. Es la culminación profesional en la conducción de esta Fuerza.

 

Compartir
Artículo anteriorEl verdadero hombre de hierro
Artículo siguienteTerremotos: Un desastre natural mortífero
Patricia Fernandez Mainardi
Periodista y Licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA). Se desempeña desde 2010 al frente de la sección Defensa de la revista DEF y ha colaborado con distintos proyectos periodísticos y editoriales.